diabetes y comida

La diabetes es una enfermedad que puede causarte más problemas de los que piensas. Cada día existen más personas con diabetes tipo 2 por culpa de un exceso de ingesta de azúcar. La hormona de la insulina es la encargada de que las células tengan la glucosa suficiente para funcionar. Sin embargo, si el organismo tiene demasiada no es capaz de administrarla toda y gran parte de ella se queda en tu torrente sanguíneo.

La diabetes tipo 2 se suele dar más en personas con obesidad o sobrepeso y que además tienen un perfil de vida sedentario, o bien por su trabajo o por desidia. Es necesario que te conciencies sobre la importancia de mantener tanto una alimentación como un estilo de vida saludable.

Hay costumbres diarias que hacen que entres en factor de riesgo de sufrir diabetes y no lo sabes. Te diré unas cuantas para que intentes corregirlas.

Refrescos

bebidas y diabetes

Hay personas que están acostumbradas a tomar refrescos a la hora de la comida. Realmente esta acción lo único que hace es que la glucosa se ponga por las nubes y corras el riesgo de sufrir diabetes.

El cuerpo necesita hidratarse, pero para eso precisamente está el agua. Debes acostumbrarte a dejar de consumir refrescos, batidos o zumos. Todos ellos tienen una cantidad de azúcar desproporcionada. En su lugar deberías tomar agua.

Si quieres perder algo de peso el agua será un aliado inmejorable. Antes de comer, toma un vaso de agua y engañarás un poco al estómago. También es bueno levantarte y tomar una infusión diurética o un vaso de agua con un limón exprimido, sin añadir azúcar. Esto hará que tu organismo funcione mejor y que tu metabolismo se acelere, con lo que perderás peso, no tomarás azúcar extra y la diabetes estará fuera de tu vista.