pueblos medievales playas

Este verano atípico está moviendo un turismo diferente, de proximidad. Al fin y al cabo, las continua noticias de nuevos brotes hacen de barrera para aventurarse a ir más allá de unos pocos cientos de kilómetros. Sin embargo, nuestra mente necesita descansar, oxigenarse. Sobre todo después de los meses que se han pasado entre cuatro paredes, con un futuro laboral incierto y los niños en casa sin colegio hasta septiembre, por lo menos. ¿Dónde ir? ¿Una casa rural en la montaña? ¿Buscar un destino de sol y playa que no esté con aforo completo? Desde merca2.es os animamos a conocer estos 5 pueblos medievales de la costa en España que lo tienen todo para un viaje familiar o en pareja, incluso uno en solitario, y sin tener que pelearte por un hueco en la playa. Eso sí, recuerda siempre tomar las medidas de seguridad sanitaria necesarias para salvaguardarte tú y ser responsables con los demás.

BEGUR

Begur es uno de los pueblos medievales de la Costa Brava con más fama: no en vano se encuentra entre bosques y playas de ensueño. Pertenece a la comarca del Baix Empordá. Su ubicación cerca de Gerona y de la frontera francesa la han convertido en uno de los destinos turísticos de la provincia con más demanda. En un verano normal, dobla fácilmente su población. Lo domina completamente la visión de su castillo, en lo alto de la colina, cuidando el pueblo y con un ojo vuelto hacia el mar. Además del imponente castillo, conservado en bastante buen estado, se conservan 5 de las torres defensivas que una vez formaron el conjunto amurallado. Después del rico periodo medieval, vivió una segunda edad de hora con el regreso de los indianos, quienes trajeron su estilo arquitectónico, dejando a su pueblo con una de las singularidades más atrayentes de la costa Brava.

Begur Girona