formas de publicitarse

Publicidad en redes sociales, emailing… en los últimos años el marketing digital ha experimentado un gran auge. Hace dos décadas era apenas un desconocido y ahora incluso las empresas más pequeñas y nuevas se publicitan online. Esto ha hecho que la publicidad en medios tradicionales haya pasado un poco de moda. Sin embargo, sigue siendo muy efectiva.

Durante años los expertos en publicidad han discutido sobre si era mejor promocionar un negocio online o hacerlo offline. Los defensores de cada una de estas posturas alegaban una serie de ventajas y, por fin, después de tantos años de discusiones, son muchos lo que empiezan a ver la realidad: que la solución perfecta es una mezcla de marketing online y offline.

publicidad online y offline

La confianza, el punto fuerte de la publicidad offline

Es cierto que la publicidad en medios digitales es muy efectiva, ya que gracias a la segmentación un anuncio puede llegar justo al perfil de persona que está interesada en adquirir el producto o servicio publicitado, lo que supone un gran ahorro de costes. Sin embargo, los internautas empiezan a estar cansados de encontrar publicidad a cada paso que dan.

Esto quiere decir que cada vez le prestan menos atención a esos anuncios que están en redes sociales y webs, por mucho que los mismos se ajusten a sus gustos. Se ha saturado tanto al usuario con información que es normal que ahora este ignore los anuncios y los publicistas tengan que esforzarse todavía más para crear campañas verdaderamente atractivas y efectivas.

En el mundo offline la publicidad no es tan agresiva. El consumidor ve publicidad en las marquesinas de los autobuses, en televisión, en prensa o los escucha en la radio, pero no es constantemente bombardeado por esa información. Esto implica que está más receptivo cuando ve un anuncio.

Además, aunque un consumidor no sepa nada de marketing online, sí tiene la idea de que esta publicidad es más barata, por lo que cualquiera puede anunciarse, incluso empresas de dudosa reputación. Por el contrario, la publicidad tradicional se ve como algo más caro y más inaccesible, lo que genera una sensación de confianza. Si una empresa ha pagado un anuncio en un diario de tirada nacional es porque dispone de medios económicos suficientes, es una empresa solvente y de confianza.

publicidad tradicional

La publicidad offline atrae al consumidor

Si un internauta ve un anuncio mientras echa un vistazo a su Facebook es bastante probable que no le preste la más mínima atención, pero si abre su buzón y encuentra un folleto publicitario le va a dar al menos una lectura rápida para saber qué es. Así que en muchos casos la publicidad offline puede ser mucho más efectiva que la digital.

A ello hay que sumar que hay medios que siguen siendo especialmente interesantes para dar productos o servicios a conocer, y en este caso la televisión sigue siendo la gran estrella. Un anuncio bien hecho capta inmediatamente la atención del consumidor y se puede volver viral. Uno de los últimos ejemplos que hemos visto en ese sentido es el anuncio de Bankinter durante la crisis del coronavirus. Tanto sus imágenes como su canción y su mensaje calaron hondo en los consumidores y todo el mundo hablaba de él.

Aunque hay muchas campañas en medios online que pueden funcionar bien, a día de hoy todavía   no se ha dado ningún caso de un anuncio que se haga tan viral como puede hacerlo a través de la televisión. Esto es lo que explica que las grandes marcas en ningún momento hayan abandonado la publicidad online.

¿Qué marketing offline puede usar un negocio nuevo?

Los anuncios en televisión o en prensa suelen tener un coste elevado, de ahí que solo sean accesibles para grandes marcas. Sin embargo, esto no quiere decir que no puedas publicitar tu negocio a través de estos canales, pero debes hacer algunos ajustes.

Si acabas de poner en marcha tu empresa no te va a compensar pagar un anuncio en un diario nacional, pero ponerlo en un periódico local será mucho más accesible desde el punto de vista económico y además mucho más eficaz, porque el anuncio lo verán aquellos que viven cerca de tu negocio y que, por tanto, son tus clientes potenciales.

Lo mismo ocurre con la publicidad en radio y en televisión. Para un pequeño negocio o una empresa de reciente creación puede ser una buena idea publicitarse en televisiones y radios locales.

Además de estos medios, no hay que olvidarse de otras fórmulas clásicas como la publicidad buzoneada. Puedes confiar en un especialista que elabore para ti un folleto publicitario, o incluso puedes elaborarlo tú mismo si tienes unos mínimos conocimientos de programas de diseño y edición de imagen.

publicidad para emprendedores

Conoce a tu público para saber publicitarte

En la actualidad tienes muchas opciones para dar a conocer tu negocio. Como veíamos al principio de este artículo, no se trata de que una alternativa sea mejor que otra, puesto que todas pueden llegar a ser muy efectivas.

Lo que tienes que hacer es conocer muy bien al público al que diriges tu producto o servicio. Cuanto más le conozcas más fácil te resultará crear una campaña atractiva y elegir el medio más adecuado para dar tu negocio a conocer.

Por ejemplo, en el caso de los adolescentes sabemos que pasan mucho tiempo en Internet, por lo que la publicidad online puede ser muy eficaz. Sin embargo, también se desplazan en transporte público, por lo que un anuncio en una marquesina de autobús o en la estación de Metro puede atraer también su interés.

Por el contrario, si te diriges a un público de más de 60 años sabes que estos pasan mucho tiempo escuchando la radio y viendo televisión a determinadas horas, por lo que te compensa más invertir en publicidad en estos medios que en crear una campaña de anuncios en Facebook.

Si conoces a tu público y tienes muy claro qué quieres vender, encontrarás la fórmula perfecta para anunciar tus productos o servicios, y seguramente en la mayoría de los casos esta incluirá tanto publicidad offline como online.