PSOE

La alegría ha llegado a la calle Ferraz. Más bien, una alegría a medias. Porque la deuda del PSOE con las entidades financieras se ha reducido en 19,9 millones de euros. Ha pasado de 69.939.688 euros, en 2016, a 50.018.690 euros, en 2017. Todo un hachazo a su deuda que ‘amenazaba’ con llevarse por delante hasta la propia sede del partido.

En concreto, la deuda a largo plazo ha pasado de 50,4 millones de euros a 38,7 millones, mientras que la deuda a corto plazo ha dado un salto desde los 19,5 millones de euros a los 11,3 millones.

Dos de cada tres euros de la deuda del PSOE con los bancos es con BBVA y Popular

Aun así, se trata de un elevado endeudamiento. Además, las subvenciones siguen descendiendo: han pasado de 30,5 millones de euros en 2016, a 29,9 millones en 2017. Los gastos de personal, por su parte, se han reducido en unos 500.000 euros. Y las cuotas de afiliados han crecido, de 8,6 millones de euros, a 9,5 millones.

EL PSOE Y LA BANCA

Aunque el tijeretazo ha sido importante, se puede decir que todavía queda un largo camino por recorrer para el PSOE. Y es que, esperando tras la ventanilla de cobro, están casi todas las entidades financieras del país.

El primero en la lista para cobrar es la entidad presidida por Francisco González, cuya deuda asciende a 15.951.678 euros (céntimos aparte). Es decir, uno de cada tres euros que debe el PSOE tienen como ‘destino’ el BBVA.

Esa cantidad está repartida sólo en ocho créditos, pero uno de ellos podría catalogarse de gran enjundia: 15.951.678 euros. Este último vence en agosto de 2020 (es decir, que está a la vuelta de la esquina), y tiene un tipo de interés del 3%. El partido de la rosa redujo la deuda con la entidad con sede en el edificio conocido como la Vela en 2,6 millones de euros.

A continuación Banco Popular, integrado ahora en Banco Santander. La deuda pendiente con la entidad presidida por Ana Botín es de 14.657.480 euros, repartidos en 42 créditos. Se trata de 9.669.970 euros menos que en 2016, cuando la cifra ascendió a 24.327.450 euros. También, en este caso, hablamos de uno de cada tres euros. Por tanto, entre BBVA y Popular tienen el 60% de la deuda del PSOE. ¿El más alto en Popular? Uno de 2.972.748 euros.

Y, en tercer lugar, Unicaja, con 3.012.805 (376.034 euros menos), seguida por Liberbank, con 2.288.122 euros (436.315 euros menos), y CaixaBank. La entidad presidida por Jordi Gual tiene pendiente de cobro 2.269.982 euros repartidos en 44 créditos (por cierto, a uno de ellos sólo le queda por pagar 40 euros). Aquí el ‘mordisco’ del partido de Pedro Sánchez ha sido más que notable. En 2016 la deuda era de 6.311.620 euros. Por tanto, ha menguado en 4.041.638 euros.

gasoil

La subida del precio del gasoil desata una ‘guerra de tarjetas’

Las tarjetas que ofrecen descuentos en las gasolineras lanzan su anzuelo para captar nuevos clientes ante la subida del precio del gasoil.

Si sumamos la deuda conjunta de Bankia y de Banco Mare Nostrum (que en las cuentas del PSOE aparecen separadas), habría que incluirla en el anterior pelotón de cabeza, ya que alcanzaría la cifra de 2.986.713. En concreto, serían 1.474.892 euros de Bankia, y 1.511.821 euros de BMN. En ambas, la reducción ha sido mínima. En ambos casos, la cantidad ronda los 100.000 euros.

¿Con quién más tiene deudas pendientes? Con Ibercaja (1.634.710 euros, 491.721 euros menos que en 2016). También, en cantidades inferiores, con Kutxabank, Cajamar, Caja Rural Nuestra Madre del Sol, Cajasur Banco, Caja Rural de Jaén, Caixa Conlonya, Caja Castilla La Mancha, Caja España, Cajalmendralejo, o Abanca, entre otras.

Más de la mitad de los créditos tiene como fecha de caducidad 2025, siendo el más longevo en el tiempo uno con Unicaja. ¿Hasta cuándo? Hasta diciembre de 2044. ¿Montante? 67.493 euros. ¿Tipo de interés? 5,75%.

Hablando de tipos de interés, los tres más caros tienen como protagonista a Caja Castilla La Mancha. Uno al 8,8%, al que le quedan 12.982 euros; otro al 8,75%, de 8.904 euros; y, el tercero, al 8,5%, por 61.048 euros. De momento, el PSOE respira. Aunque sigue teniendo el agua al cuello.

Comentarios