endesa

El Grupo Provalliance, que cuenta con las cadenas de peluquerías Llongueras, Jean Louis David, Frank Provost y The Barber Company, ha firmado un acuerdo con el Banco Sabadell para apoyar a sus actuales franquiciados con necesidades de liquidez por la crisis sanitaria del coronavirus, y también a franquiciados e inversores interesados en nuevas oportunidades de negocio, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la compañía cuenta con más de 300 salones de peluquería, uno de los sectores más afectados por la pandemia, que están repartidos a lo largo del territorio español, de los cuales, aproximadamente 190 son franquicias.

Actualmente, las medidas de seguridad, las limitaciones de aforos y cierres temporales, entre otros, han afectado al sector de la peluquería y pudiendo provocar el cierre en los próximos meses de 17.000negocios debido a una drástica reducción en el número de tickets y visitas, según datos recogidos por la patronal Stampa.

En este marco, el acuerdo entre el Grupo Provalliance y Sabadell supone un apoyo para evitar estas pérdidas de negocios, que, en concreto, contempla un soporte en las nuevas aperturas con buenas y mejores condiciones de financiación por firma del convenio e inmediatez, ya que se gestiona directamente a través de la dirección de franquicias del banco.

De esta forma, para los franquiciados actuales, se activa un plan de acompañamiento para Empresas, Negocios y Pymes, donde se prevé asesorar a los franquiciados para ayudarles a valorar el impacto de los recientes acontecimientos en su actividad empresarial, anticipándose a las necesidades de estos y, así, poder ofrecerles soluciones de financiación que impulsen sus negocios ante la actual crisis.

El consejero delegado de Provalliance España, Frédéric Logodin, se ha congratulado por este acuerdo. “Sabemos lo importante que es para nuestros franquiciados sentirse arropados por un grupo fuerte que les dé seguridad, les escuche y comprenda. Nos gusta estar conectados con todos ellos como la gran familia que somos, y de ahí que hayamos decidido promover este tipo de iniciativas, para ayudar a los negocios que tan duramente se están viendo afectados por la crisis”, ha explicado.

Por su parte, la directora de franquicias del Banco Sabadell, Inmaculada Núñez, ha indicado que “como entidad de referencia”, su banco adapta su “oferta para que encaje mejor con las necesidades del sector y puedan superar con más holgura la situación provocada por el coronavirus.

“Durante este tiempo, hemos seguido de cerca lo que está sucediendo en cuanto a los negocios de peluquería y hemos visto que la nueva normalidad requiere mucho trabajo y esfuerzos de coordinación para brindar garantías y seguridad al franquiciado y promover, así, una activación de la economía en favor de todos”, ha subrayado.

Este proyecto se suma al actual soporte 360º con el que el grupo respalda a los salones asociados para que en momentos de incertidumbre como el actual, estén acompañados y asesorados, al tiempo que perciban el respaldo de un grupo líder, solvente financieramente y con una posición geográfica estratégica.