Los diseñadores y fabricantes de Microsoft que tienen la responsabilidad de dale forma al diseño de la Xbox Series S, han podido mostrar recientemente una serie de prototipos de la consola que fueron elaborados en 2017, esto con el fin de poder determinar los comentarios formulados por los jugadores.

El rumor asociado a que la Xbox Series S es mucho más pequeña y económica que la propia Xbox Series X se ha hecho cada vez más fuerte, primordialmente estos últimos meses que han antecedido a su salida oficial al mercado. Gracias a la variadas filtraciones que se produjeron pudo afianzarse esa versión, además que numerosos usuarios comenzaron a imaginarse el escenario que sería una consola prácticamente idéntica a su hermana mayor, con la única salvedad que sería rectangular.

La filtración indicando la relativa existencia de la nueva consola, obligo a que Microsoft presentara de manera oficial la Xbox Series S, con lo cual la compañía informo que la misma llegaría a la par que la Xbox Series X el próximo 10 de noviembre, y a un precio bastante sorprendente de 299 euros para España. Además, se dio a conocer por vez primera el diseño que contendrá la consola, ya que las afirmaciones no se adaptaban del completo a las planteadas por la comunidad, pero afortunadamente se pudo confirmar que será más diminuta que la Xbox principal.

La reciente publicación de una entrevista pudo constatar con certeza, que la apariencia de la nueva Xbox Series S tal como se tiene previsto que salga, nunca fue la versión definitiva de la consola.

Para Joline Tang, quien es la encargada de publicar informaciones referentes a diseño de Microsoft en Medium, logro entrevistar Chris Kujawski, que es el diseñador insignia de la consola. A lo largo de la entrevista pudo destacar varios de los prototipos que fueron analizados, esto con el objetivo de dar forma definitiva al diseño que tendría la Xbox Series S.

Teniendo en consideración los fragmentos de la nota, Kujawski acompañado de su equipo de trabajo fueron a las casas de varios jugadores en Chicago, Nueva York y los Ángeles cuando estaba por terminar el año 2017. El experimento consistió en llevan unos prototipos de gomaespuma y les solicitaron que los insertaran en la estación de juego.

Los rectángulos de gomaespuma fueron los primeros diseñados para hacer la maqueta de la Xbox series S, donde el objetivo primordial de los diseñadores era examinar cuál de todos ellos terminaría de encantar a los gamers. Chris Kujawski afirma: “Queríamos su reacción instintiva sobre la silueta que más despertase su interés. Lo que no queríamos escuchar es que ‘parece un microondas’”, dice Chris Kujawski entre risas.

Durante aquellos tiempos no tenían certeza sobre que clases de especificaciones técnicas destacarían a las consolas de la futura y moderna Xbox, por lo que solamente tenían un par de rectángulos y cuadrados con los que se podía inventar. Los especialistas comentan sobre el diseño y la silueta que cuenta como detalle principal, lo que condujo a que en los prototipos pudieran observarse el mantenimiento de las formas rectas que harían brillar a la Xbox Series S; así como también, el llamativo circulo negro, en el cual estará estructurado el ventilador interno.

Entre los aspectos más curiosos que pueden desprenderse de la entrevista, es que al momento de llevarse a cabo la fase de prototipado, cada uno de los diseñadores experimentó con modelos de Xbox Series S totalmente cubiertas de color blanco o negro, pero esto les pareció un estilo “aburrido”. En este sentido, terminaron por inclinarse por el atractivo contraste de blanco para la consola y de negro para el ventilador.