ciberamenazas

Las nuevas tecnologías nos facilitan, y mucho, la vida. Sin embargo, todos estamos ahora expuestos ante un nuevo tipo de ataque: el cibernético. Estas ciberamenazas son sobre todo más fáciles de recibir en las empresas, ya sean grandes multinacionales o pymes a nivel local.

Hace unas décadas esto tan solo se quedaba en rumores, en tramas para el cine. Pero ya ha pasado al plano real y el problema se ha convertido en una realidad más que contrastable y posible de medir incluso en cifras. No son pocas las pérdidas que se han producido a través de este hecho.

Los ciberataques son hoy en día un forma muy poderosa de delincuencia que no afecta a un lugar en particular, sino a prácticamente todo el mundo. Por ello, nunca está de más contar con algunas recomendaciones a modo de previsión para saber cómo librarte de ellos o, al menos, cómo actuar en tu empresa en el caso de que el daño ya esté hecho. Descubre la estrategia a llevar a cabo en cada uno de los casos posibles.

Grandes pérdidas debido a las ciberamenazas

ciberseguridad

Las ciberamenazas ya son más que un hecho. Se han instalado en las empresas y, no solo eso. También se han convertido en algo más que una amenaza.

Una empresa cualquiera podría tardar en detectar un ataque cibernético maligno incluso 170 días. Es decir, se daría cuenta cuando el daño ya esté hecho y poco podría hacer por evitarlo, tan solo crear una nueva estrategia para conseguir que el daño no se extienda y no se haga cada vez mayor.

Las pérdidas que se registran al año para algunos negocios pueden llegar hasta los 400.000 millones de dólares. Una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que muchos de estos ataques no se podrían haber producido bajo ninguna circunstancia en el caso de que las empresas se encontraran debidamente preparadas para evitarlos y repelerlos.