Calderón
Estadio Vicente Calderón

Neinor, Aedas, Metrovacesa o Vía Célere no han entrado en la puja por unos terrenos que despiertan demasiada incertidumbre. Las cuatro grandes promotoras no están para sustos y buscan seguridad en sus proyectos para no alterar los nervios de los inversores. El elevado precio del suelo para la zona en la que se encuentran las parcelas -3.100 euros el metro cuadrado- hacen de la operación un movimiento muy arriesgado que sólo encuentra el respaldo de las cooperativas.

Todo el sector inmobiliario y sus satélites -fondos de inversión, gestoras…- han estudiado los suelos de la Operación Mahou-Calderón. Un nuevo desarrollo urbanístico muy atractivo para todos los ‘players’ del ladrillo. Muchas miradas se dirigieron a las cuatro grandes promotoras en el momento que el club de fútbol y la cervecera decidieron comercializar los terrenos donde se asienta -todavía- el Estadio Vicente Calderón y donde también lo hacía la fábrica de Mahou. Pero lo cierto es que ninguna de ellas se ha atrevido a entrar en una transacción que despierta demasiadas interrogantes.

Este tipo de movimientos son los que menos interesan en estos momentos a las promotoras tradicionales. Neinor y Metrovacesa ya han anunciado este 2019 un ‘profit warning’ y Aedas ha visto como estos retrasos de entrega de viviendas de la competencia les castigaba en Bolsa. Las tres promotoras de nueva generación que cotizan en el parqué madrileño no están para experimentos. Ahora buscan seguridad y cumplir sus planes de negocio. Una operación como esta hubiera despertado demasiado ruido entre los inversores de estas compañías que ya andan bastantes enfadados.

Ibosa se lanza a por los terrenos del Calderón.

Ibosa se lanza a por los terrenos del estadio Vicente Calderón

El grupo de promoción y gestión inmobiliaria tiene todo preparado para lanzar una oferta al Atlético de Madrid por los terrenos del Vicente Calderón....

Tras la huidas de las promotoras, son las gestoras de cooperativas las que han aparecido en escena para protagonizar esta transacción que pretende cambiar por total el aspecto de este barrio. Una alianza entre Core Gestión y Arjusa, empresas gestoras de cooperativas de viviendas, han mostrado interés por hacerse con la parcela llamada RC5, puesta a la venta por Mahou, una operación que adelantó ‘CincoDías’. En este sentido, cabe destacar que tanto el club como la cervecera se reparten al 50% los terrenos de esta transacción. Un reparto que se realiza en base a los 63.000 metros cuadrados que tiene cada uno y que se reparten en tres solares entre los dos implicados.

Neinor, Aedas, Metrovacesa o Vía Célere no han entrado en la puja por unos terrenos que despiertan demasiada incertidumbre.

Mientras, otra gestora de cooperativas, Ibosa, ha lanzado también comercialmente una promoción de 196 casas, en este caso para la parcela RC1, para estar preparada cuando Mahou ponga a la venta esos terrenos.

El grupo de promoción y gestión inmobiliaria tiene todo preparado para lanzar una oferta también al Atlético de Madrid por los terrenos del Vicente Calderón. Ibosa ya intentó hacerse con los mismos hace un año, pero la falta de seguridad jurídica y la poca cintura del club para trocear la superficie y venderla por partes frenó el interés. El coste del total asciende a 180 millones de euros.

Un interés que ya contó MERCA2 hace algunos meses. “Nos interesamos el año pasado y hablamos con el club para comprar el suelo, pero al final no se llegó a ningún acuerdo”, afirmó a este medio el director general del grupo, Juan José Perucho. Al final, el Atlético ya ha conseguido cerrar la transacción de dos parcelas, vendidas a Azora. Inicialmente se publicó que el interés de esta gestora de fondos era levantar 350 viviendas en alquiler, pero finalmente se ha asociado con Gestilar, encargada de gestionar la obra de casas que saldrán a la venta.

LUCHA FEROZ POR LA ÚLTIMA PARCELA DEL ATLETI

Para la última parcela que pone en venta el club Atlético de Madrid existe una gran competencia. Además de Ibosa hay otros tres interesados que también pujarán por el terreno. En este sentido aparecen en el horizonte también Concovi que hace algunos meses creía tener cerrado el acuerdo con la entidad colchonera, como así publicó MERCA2. La socimi Vivenio y una alianza entre Stoneweg y Hines son los otros dos actores que lucharán por hacerse con esta parcela.

Las cooperativas han encontrado un terreno donde competir de tú a tú con las grandes promotoras. Estas gestoras tienen capacidad de hacer mejores ofertas por el suelo, porque sus márgenes de beneficio son mucho más reducidos. Esta premisa junto a la incertidumbre e inseguridad que planea sobre este tipo de operaciones han espantado a las cuatro grandes del sector, aunque en el algún momento se hayan planteado entrar.