A Lidl le han bastando solo unos años en España para convertirse en uno de los supermercados más populares. Esta conocida cadena alemana se ha metido al público en el bolsillo gracias a una política comercial que combina buenos precios con una excelente calidad. Incluso su propio eslogan lo dice, “la calidad no es cara”. Sus competidores lo saben, tanto que en muchos productos, además, la cadena alemana supera en calidad a los de Carrefour, quizá el referente más claro en cuanto a variedad de productos y ofertas. Veamos algunos ejemplos.

De unos años a esta parte cadenas como Mercadona y Carrefour han iniciado una particular batalla para posicionar sus productos de marca blanca entre los mejores. La calidad ha mejorado tanto que muchos de ellos ya superan en ventas a la que podríamos considerar su versión original. Pero de esto Lidl sabe mucho, y ha podido posicionar algunos de sus productos de marca propia por encima de los de otros supermercados.

Los deliciosos e irresistibles chocolates de Lidl

chocolate Lidl

Otro de los estantes que se vacían rápido y atraen a todo el que entra en Lidl son los chocolates. Son baratos, de una gran variedad e incluso propuestas más propias de versiones Premium a un precio de risa. Como para no ganar a Carrefour en este aspecto.

Los hay para todos los gustos. Con leche, sin leche, con almendras, etc. Fin Carré, Bellarom y Mister Choc están entre las marcas más destacadas de las que vende la cadena alemana. Siempre en diferentes formatos y con una calidad que no tiene nada que envidiarle a la de las grandes marcas.