Morata
Pedro Morata ha encadenado varias polémicas.

Pedro Morata fue uno de los escasos pesos pesados de los Deportes de la SER que se negaron a fichar por COPE cuando Paco González lideró un éxodo de medio centenar de profesionales. El narrador murciano prefirió quedarse en una casa en la que acumula 34 años de trabajo, 27 de ellos como referente deportivo en Valencia.

En PRISA valoraron que permaneciese en la sede de la calle Don Juan de Austria en vez de tomar el mismo camino de sus compañeros y amigos, Rafa Villarejo, Hugo Ballester y José Manuel Segarra, flamantes fichajes de la competencia.

Pero en los últimos años la sintonía entre la SER y el narrador del Valencia CF dentro de ‘Carrusel deportivo’ ha menguado por la colección de polémicas que acumula el jefe de Deportes de Radio Valencia.

MORATA SUMA Y SIGUE

En 2016 Pedro Morata se vio obligado a matizar sus palabras después de echarse una fotografía en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro junto a la nadadora Mireia Belmonte, “más guapa y delegada que en televisión” según el periodista.

Al año siguiente el Valencia CF venció al Real Madrid y al jefe de Deportes de Radio Valencia no se le ocurrió mejor manera de celebrarlo que escribir en Twitter el siguiente mensaje: “A veces Dios es justo y regala una victoria al Valencia CF ante el Real Madrid para que los diablos disfrazados de salvadores se metan el rabo por el ano”.

Morata
PRISA está teniendo problemas con Pedro Morata.

2018 también fue un año con polémicas para Morata, que acudió como enviado especial de la SER al Mundial de fútbol de Rusia y protagonizó una rueda de prensa al utilizar el traductor de Google para realizarle una pregunta a Antoine Griezmann.

Este año también ha sido noticia por sus comentarios durante un Arsenal-Valencia de la Europa League: “Madre mía si no me dejo el corazón aquí o alguna de las arterias de las de Iker Casillas. Si no me ponen un stent poco faltará”.

UN CENTENARIO CON POLÉMICA

El Valencia CF cedió esta primavera a la SER el palco de Mestalla para que Pedro Morata realizase un especial sobre el centenario del equipo che. El problema, según el narrador, fue que varios de los invitados estrella del programa se negaron a participar en el programa.

Uno de ellos fue el presidente Anil Murthy, alarmado por las duras críticas de Morata en la edición local de ‘Ser deportivos’. El periodista aprovechó la negativa para afearle que no fue al entierro de un mito del club, Waldo.

Las palabras de Morata fueron más que llamativas: “No fue al entierro de Waldo. Ni al tanatorio. Me dicen que porque tuvo un accidente doméstico. Se atragantaría con una ostra. Anil, has engordado, ¿pero te has visto? es que has echado un culo fondón que quiero que te veas”.

Murthy no fue el único fustigado por el periodista, que acusó al futbolista Carlos Soler de ser “informal como persona”, calificó al técnico Rafa Benítez como “egoísta” y arremetió contra el dircom del club, Álex Navarro.

GAVELA TOMÓ CARTAS EN EL ASUNTO

Daniel Gavela es consciente de el peso territorial de la SER y de la importancia de las emisoras locales en PRISA Radio. El director general de la emisora líder ya apercibió a ‘La vida moderna’ por enfadar a los anunciantes de Radio Huelva y también tomó cartas en el asunto en Valencia.

La SER abrió expediente a Morata porque los comentarios vulneraron las normas deontológicas del libro de estilo de la casa y sobrepasaron los valores contenidos en el código ético del Grupo PRISA. La emisora se apresuró a asegurar que no compartían “las manifestaciones descalificatorias” del narrador y pidieron “disculpas a las personas aludidas y a la propia institución, el Valencia CF”.

MORATA SUMA Y SIGUE

Algunos aficionados ches acusan a Pedro Morata de ser el principal enemigo mediático del Valencia CF por los continuos ataques que reciben los dirigentes del club en ‘Ser deportivos’ y en su cuenta de Twitter.

Anil Murthy, harto de que la temporada haya comenzado tal y como concluyó la pasada, ha hecho pública una carta que ha enviado a Daniel Gavela: “El Valencia CF no puede mirar hacia otro lado respecto a la furibunda campaña de desprestigio, basada en la animadversión personal, que está intentando liderar en vano un determinado periodista de la Cadena SER”.

Morata
Daniel Gavela abrió expediente a Morata.

“Dicho periodista, que ya ha faltado al respeto en más de una ocasión a dirigentes, jugadores, exentrenadores y empleados del Valencia CF, sigue intentando aprovechar la repercusión de su reputado medio de comunicación para ir más allá de la respetable función de informar y opinar”, señaló.

El directivo dice que Morata se ha convertido “en una especie de activista cuyo principal cometido sea orquestar algún tipo de campaña personal de acoso y derribo, expresamente censurado por el libro de estilo de la Cadena SER”.

TIEMPOS CONVULSOS EN EL VALENCIA CF

El Valencia CF consiguió dos proezas la pasada temporada: ganar la Copa del Rey y clasificarse para la Champions League. Pero la falta de sintonía entre el máximo accionista, Peter Lim, y el director general del club, Mateu Alemany, ha conllevado la salida del técnico, Marcelino García Toral.

Albert Celades le sustituyó en el cargo para enfado de Santi Cañizares, mito che que le tildó de carroñero en COPE. Y a Morata tampoco le gustaron los movimientos. Esta situación se evidenció cuando arremetió contra jugadores y directivos del club horas después de que el Valencia CF consiguiera un sorprendente triunfo en el campo de un club de la talla del Chelsea.

Este hecho enfadó a Murthy, que ha denunciado que el jefe de Deportes de Radio Valencia quiere forzar a que Peter Lim venda sus acciones. Esta guerra ha llegado a tal extremo que la jefa de Deportes de la SER a nivel nacional, Laura Martínez, se ha visto obligada a mediar ante Gavela en favor de Morata, tal y como señalan fuentes cercanas a PRISA Radio a MERCA2.es.