Prisa
Redacción madrileña de El País. Foto: Prisa.

Prisa ha arrancado el ejercicio con una hoja de ruta que implica un ajuste de cinturón y una reconversión para rebajar el peso del papel. El grupo presidido por Javier Monzón y dirigido por Manuel Mirat cerró 2019 con algunas tareas pendientes que ya ha aplicado en estos primeros días de 2020.

Uno de los cambios más significativos ha sido que El País ha dejado de imprimirse en Argentina y México, pero esta decisión no implica el desmantelamiento de “el periódico global en español’ al otro lado del charco. Y es que El País acaba de seleccionar a trece nuevos empleados para ampliar sus contenidos y reforzar a su redacción estrella en América Latina: la de Ciudad de México.

La Cadena SER también ha estrenado 2020 ajustando costes y por ello ha cancelado tres espacios, ‘Los toros’, ‘Los muchos libros’ y ‘Contigo dentro’, y ha prescindido de su locutora Puri Beltrán, que estaba al frente del tramo madrileño del ‘A vivir…’.

RECONVERSIÓN HACIA UN ENTORNO DIGITAL Y LASTRES PASADOS

El País, que caerá estos días de los 100.000 ejemplares de difusión, tiene una tarea hercúlea de cara a 2020: implantar un muro de pago que siga, a su manera, la exitosa estela de The New York Times. El diario hegemónico del papel español renovará en la dirección a Soledad Gallego-Díaz, tal y como adelantó MERCA2, y apostará fuerte por el paywall sin descuidar la pelea por el trono del tráfico online.

La tercera receta de Prisa para olvidar que en los nueve primeros meses de 2019 perdiese 110 millones de euros será muy fácil: dejar atrás algunos fantasmas que arrastra del pasado. Es el caso del deterioro de la venta de la portuguesa Media Capital, que tras la cornada regulatoria lusa ha rebajado su valor en 100 millones de euros en tan solo 24 meses.

Prisa
Javier Monzón preside Prisa. Foto: El País

O su litigio futbolero con Mediapro, que obligó a Mirat a dotar de una provisión. Por no hablar de las cuentas contables NIIF 16, triple circunstancia que de evitarse hubiera convertido unos números rojos de 110 kilos en nueve meses en unos beneficios netos de 6,8 millones de euros.

MONZÓN SIGUE DE PERFIL

Javier Monzón despierta idénticas simpatías en la redacción de El País que Juan Luis Cebrián. Eso sí, al menos Monzón, falto de galones ejecutivos, no se inmiscuye en los contenidos del diario y no ha forzado un giro hacia el centro-derecha a la SER y al antiguo “periódico independiente de la mañana”.

Este directivo, investigado por las donaciones irregulares de Indra hacia el PP madrileño, salvó su cuello a finales de octubre: el 28 de ese mes Prisa, que podía echarlo acogiéndose al reglamento interno de su Consejo de Administración, lo confirmó en el cargo.

Y Monzón devolvió el capote: 48 horas después de recibir la buena nueva dio orden de comprar 480.000 euros en acciones de la compañía para cuadriplicar su inversión y, sobre todo, para dejar claro que apuesta por un grupo que podía haberle cortado la cabeza por las supuestas mordidas que pudo pagar para hacerse con contratos públicos.

CAMBIOS QUE SE CONSOLIDAN

En 2019 se consolidaron algunos cambios en Prisa. En el grupo esperan una mejora en su división radiofónica de la mano de Daniel Gavela, que quiere recuperar el espíritu perdido de la SER mediante varias iniciativas, y de Vicent Argudo, que está englobando a las musicales bajo el potente paraguas de Los 40 Principales.

Prisa
Daniel Gavela (izquierda) ha impuesto algunos recotes en la SER.

El pasado año también se produjo un golpe de timón en AS tras veintitrés años: Alfredo Relaño logró su soñada jubilación y Vicente Jiménez, que quiere reforzar el contenido multiplataforma del diario deportivo, ha llegado sin estridencias y con algunos columnistas de confianza que han rejuvenecido el equipo de columnistas del medio blanco.