Primark se centra en ventas

El modelo de negocio low cost de Primark sigue siendo un impulsor de ingresos para su matriz, Associated British Foods (ABF), grupo de alimentación británico que depende directamente de los precios del azúcar y que atraviesa sus peores momentos con la crisis del sector. Sobre la mesa hay varias opciones para remontar el negocio, entre ellas, que la compañía textil cambie de filosofía y venda online como ya hacen H&M o Zara.

Un dilema en el que Primark lleva años sumida. Su modelo de negocio se basa en vender grandes volúmenes de ropa a precios low cost en grandes espacios ubicados en galerías comerciales o en el centro de las ciudades. “Las ganancias en las ventas le han dado una mayor participación en el mercado de la ropa a través de tiendas físicas, cuya tónica en el sector es la reducción de espacio físico”, apuntan analistas de Bloomberg.

La expansión de Primark a EEUU es una buena noticia, sin embargo, implica un riesgo: la imposibilidad inmediata de participación en los ingresos en el mercado digital. Si no vende online, se queda sin una parte importante del pastel, necesaria para aumentar los beneficios y amortizar la caída del negocio del azúcar de la matriz.

Eroski

Eroski potencia el negocio de las gasolineras en pleno boom eléctrico

Con la revolución del coche eléctrico, eléctricas, petroleras, aparcamientos y ayuntamientos han empezado a avanzar sus posiciones. Y los supermercados no podían ser menos....

ABF anunció un beneficio neto de 1.022 millones de libras (1.165 millones de euros) en el ejercicio cerrado en septiembre, lo que supuso un descenso del 15,6%. El beneficio operativo de Primark pasó de 735 a 843 millones de libras, mientras que el de AB Sugar descendió de 249 a 123 millones de libras.

A pesar de la situación, Primark se resiste: no venderá online. La compañía considera los modelos de negocio alternativos periódicamente, “pero en la actualidad, no hay planes para vender online. Los clientes disfrutan mirando en Internet las últimas novedades, y luego se acercan a las tiendas para comprar. El diseño y la experiencia dentro de la tienda son parte del atractivo de Primark para los clientes”, explican fuentes de la compañía a MERCA2.

Un problema que va más allá del negocio del azúcar. La tendencia de las grandes del sector como Zara, H&M, Grupo Tendam (antiguo Cortefiel) o Mango es vender online. Un modelo para algunos rentable, para otros no tanto. Así, Primark se niega a entrar. Y eso que llegó a hacer pruebas en 2013 vendiendo productos a través de una web. No obstante, los resultados no fueron satisfactorios ya que no llegó a implementar este modelo en su estrategia.

PLAN B EN ESPAÑA PARA LA MATRIZ DE PRIMARK

Si Primark no vende online ni tiene previsión de hacerlo a corto o medio plazo, entra en juego otra opción valorada por los analistas de mercado: ABF debería vender o escindir la división de producción de azúcar, para centrar sus recursos en el crecimiento de Primark. Un crecimiento no solo en Europa, sino también en EEUU.

Así, la filial en España, Azucarera, se prepara para un plan de reestructuración. Se espera otra caída en la rentabilidad del azúcar, probablemente cercana a cero, y que la división en España pierda 40 millones de libras en 2018-19. ABF compró a Ebro Foods en el año 2009 por más de 500 millones.