Primark
Luke MacGregor/Bloomberg

Los precios low cost de Primark siempre han sido el mejor reclamo para los consumidores; algo que durante años le convirtió en el rival a batir por muchas de las grandes cadenas textiles. Ahora, Primark se aferra a su filosofía de no vender online, mientras el sector avanza hacia un modelo que combina esta fórmula con las tiendas físicas. Pero las previsiones de reducción en ventas y los analistas plantean un dilema: ¿vender online o no?

Hace unos días, AB Foods –matriz de la compañía textil– confirmó que las ventas comparables de Primark disminuirán un 2%. Según los analistas de Bloomberg, la empresa aún puede atraer clientes con precios económicos para impulsar el crecimiento futuro de las tiendas, “pero el ritmo más lento de expansión espacial y la falta de ventas a través de internet están frenando el potencial de ingresos”.

Y aquí es dónde se abre el debate: ¿necesita vender a través del canal online o no? Al igual que en cualquier sector, la rentabilidad es el principal escollo a la hora de lanzarse al canal digital. Algunos directivos de la compañía ya avisaron hace años que la venta online tiene un margen de beneficio muy bajo. De hecho, Primark llegó a hacer pruebas en 2013 vendiendo productos a través de una web. No obstante, los resultados no fueron satisfactorios ya que no llegó a implementar este modelo en su estrategia.

Primark ha confirmado a MERCA2 que sí está pendiente “de modelos de negocios alternativos”. No obstante, aseguran “no tener planes actuales para operar online” ya que “los usuarios disfrutan viendo las últimas ofertas en la web para luego comprarlas a pie de calle. El diseño y la experiencia de la tienda son parte de los atractivos de Primark”.

Media Markt

El dueño de Media Markt no es tonto y prepara su salida de Makro

La compañía EP Global Commerce está a punto de lanzar una opa sobre Metro AG, la matriz de la mayorista española Makro. Para ello,...

No son los únicos que piensan que no da beneficios. En el caso de Inditex, analistas de Credit Suisse advirtieron que “el creciente cambio en las ventas online no es tan beneficioso para Inditex como la expansión tradicional de las tiendas”.

Si bien es cierto, estas previsiones también auguran un crecimiento en beneficios por el aumento del número de tiendas. En el próximo ejercicio fiscal abrirán 14 establecimientos: en Berlín (Alemania); Toulouse y Burdeos (Francia); Sevilla y Almería (España); Bruselas (Bélgica); Utrecht (Países Bajos); y Milton Keynes (Reino Unido), además de su primera tienda en Eslovenia, concretamente en Ljubljana.

EL SECTOR SE LANZA AL CANAL ‘ONLINE’

La última en apuntalar su estrategia online fue Inditex. El presidente de la compañía, Pablo Isla, anunció que “todas las marcas de Inditex van a estar disponibles para su compra a través de internet en todo el mundo en 2020”. El objetivo implica duplicar la presencia global de Inditex, ya que ahora tiene tiendas en 96 países y comercio electrónico en aproximadamente la mitad de ellas.

A cierre del año fiscal 2017, Inditex reveló por primera vez lo que suponían para su negocio las ventas online: un 10% sobre el total de la facturación del grupo, que fue de 25.336 millones de euros. Zara Home fue la primera marca en vender en Internet del grupo hace 11 años.

En 2017, la cifra de venta de Mango en el canal online se incrementó en un 15,4% hasta alcanzar la cifra de 339,2 millones de euros, representando ya el 15,5% del total de la facturación. La firma vende en 83 países a través de este canal. Por su parte, en H&M las ventas online suponen el 12,5% de la facturación. Esta prevé aumentar su presencia en los más de 50 mercados en los que ya está presente.

Por detrás de Inditex se sitúa Tendam. Durante el primer trimestre fiscal, el negocio digital experimentó un aumento en ventas (+21,5%) destacando las marcas Cortefiel y Springfield (crecieron un 25%). A 31 de mayo este canal representa un 6,6% de las ventas totales de Tendam, frente al 5,2% que reflejaba al cierre del mismo mes de su ejercicio anterior.

LENTA PENETRACIÓN EN ESPAÑA

En España, las ventas online en el sector textil aumentaron un 7%, según la patronal Acotex. Sin embargo, el ecommerce textil tiene una cuota de mercado del 5,4%, muy lejos del 29% de Alemania, del 26% de Reino Unido o del 12% de Francia.

La cadena de ropa irlandesa ganó 61,1 millones en el mercado español, frente a los 23,3 millones de un año antes. Su facturación también aumentó durante 2017 hasta los 1.472 millones de euros, sin embargo, lo hizo de forma más lenta. Así, creció un 7,5% más que en el ejercicio de 2016, es decir, la menor subida de los últimos cinco años cuando, además, el ritmo de aperturas era muy superior a las tres tiendas que abrió en 2017.