Primark
Luke MacGregor/Bloomberg

La facturación de Primark crece en Europa un 5% en el primer semestre de su ejercicio fiscal –entre octubre de 2018 y el 2 de marzo de 2019–, gracias a su impulso en España, Francia, Italia y Bélgica. En algunos de estos países ha ampliado su presencia con la apertura de tiendas en una clara apuesta por el canal físico y su siempre negativa opción a vender online. La filial textil de Associated British Foods (ABF) va contra la tendencia del sector.

En su primer semestre aumentó en unos 28.000 metros cuadrados su superficie de venta desde el comienzo de su ejercicio fiscal, alcanzando los 1,4 millones para el 2 de marzo de 2019, con un total de 364 tiendas, frente a los 1,3 millones de metros cuadrados de un año antes. La cadena textil facturó en los seis primeros meses de su año fiscal un 4% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. De hecho, el aumento de superficie compensó la caída en ventas comparables.

La idea de Primark va en contra del sector: seguir ampliando superficie mientras otras grandes cierran tiendas y se centran más en la venta online. Así, tiene previsto incrementar en más de 83.000 metros cuadrados su superficie de venta durante el actual ejercicio fiscal con la apertura de nuevas tiendas tres nuevas tiendas en Reino Unido, así como un nuevo establecimiento en Francia, Bélgica, Alemania y Países Bajos.

El Corte Inglés

El Corte Inglés orienta su modelo logístico para hacer frente a sus problemas

“Estamos ante un modelo de logística inasumible”. Así lo reconoce Antonio Díaz Cuevas, director de Operaciones, Almacenes y Plataformas El Corte Inglés. La empresa...

No obstante, también se enfrentará a un cierre en España, el de su tienda de Oviedo. El establecimiento echará el cierre el próximo 23 de marzo tras la compra del 80% del centro comercial Cataltrava por parte del fondo Benson Elliot. Benetton y Stradivarius encabezaron el éxodo en enero. Asimismo, Primark reducirá el espacio de venta de su tienda en el centro comercial de King of Prussia en Pennsylvania (EEUU).

En Alemania reconocen que la situación es “difícil”. Por ello se plantean reducir el espacio de venta en un pequeño número de tiendas alemanas con el fin de optimizar su base de costes.

EL DILEMA DE VENDER O NO ONLINE

El modelo de negocio de Primark se basa en vender grandes volúmenes de ropa a precios low cost en grandes espacios ubicados en galerías comerciales o en el centro de las ciudades. “Las ganancias en las ventas le han dado una mayor participación en el mercado de la ropa a través de tiendas físicas, cuya tónica en el sector es la reducción de espacio físico”, apuntan analistas de Bloomberg.

Desde hace tiempo, la compañía siempre ha negado su necesidad de vender online. “Internet es realmente importante para Primark y tenemos una fuerte presencia digital y en redes sociales, con más de 13,7 millones de seguidores en nuestros canales de redes sociales. Nuestros clientes disfrutan viendo en Internet las últimas novedades y viniendo a nuestras tiendas a comprar. La combinación del diseño de las tiendas, la experiencia de compra y los precios es lo que hace que Primark sea tan atractivo. En la actualidad, no tenemos planes de venta online”, reconocen.

La tendencia de las grandes del sector como Zara, H&M, Grupo Tendam (antiguo Cortefiel) o Mango es vender online. Un modelo para algunos rentable, para otros no tanto. Así, Primark se niega a entrar. Y eso que llegó a hacer pruebas en 2013 vendiendo productos a través de una web. No obstante, los resultados no fueron satisfactorios ya que no llegó a implementar este modelo en su estrategia.