deuda pública millones

Si estás inscrito en ASNEF y quieres solicitar un préstamo para poder hacer frente a gastos o darte un capricho, debes saber que es posible y en condiciones muy interesantes. Hasta ahora seguramente hayas pensado que los préstamos ASNEF son muy caros, pero no. Si investigas y sigues los pasos que te vamos a mostrar a continuación, te puedo asegurar que no solo conseguirás obtener financiación, sino que también conseguirás un interés muy competitivo.

¿Puedo solicitar un préstamo estando en ASNEF?

La respuesta es sí. Estando en ASNEF se puede solicitar financiación. Es verdad que las entidades bancarias puede que nos ponga las cosas un poco más complicadas, pero por suerte a día de hoy hay más opciones a la hora de solicitar financiación.

Un ejemplo claro lo podemos ver en CreditoParticular.es, web a través de la cual podemos solicitar un préstamo ASNEF de una manera sencilla y rápida. Lo importante es ponernos en buenas manos que nos garanticen la financiación que estamos buscando y sobre todo que nos ofrezcan unas buenas condiciones. Y la empresa de préstamos ASNEF que te he recomendado es una de las mejores por las que podemos apostar en estos momentos. Tanto por rapidez, como por capital y condiciones. Es una de las más económicas en estos momentos.

¿Cómo funcionan los préstamos ASNEF?

El funcionamiento de los préstamos ASNEF es realmente sencillo. Este tipo de préstamos son ofrecidos a clientes que no presentan riesgo de impago a pesar de estar inscritos en ASNEF. Hay que recordar que muchas personas están inscritas en ese listado de morosidad con cuotas de impago realmente pequeñas, por lo que no presentan un riesgo amplio de impago. Hay que tener en cuenta que a la hora de solicitar un préstamo se nos solicitará toda la vida económica.

Cuando solicitamos un préstamo online, es importante mostrar que estamos inscritos en ASNEF, siempre y cuando lo sepamos. Digo esto porque hay muchas personas que a la hora de solicitar financiación se dan cuenta de que no se les concede porque están en ASNEF y hasta ese momento no lo sabían.

A la hora de rellenar todos los datos, siempre hay que hacerlo siendo sinceros. Digo esto porque la empresa o banco que nos va a conceder el dinero examinará nuestra situación económica y si ve que hay algo que no cuadra, lo primero que hará será rechazar el préstamo.

Pero tranquilo, cada vez hay más opciones como Crédito Particular a través de las cuales podrás conseguir el dinero que necesitas para poder seguir con tu vida sin problemas. Gracias a que cada vez hay más opciones entre las que elegir, solo hay que comparar entre una opción y otra y quedarnos con la que más nos interesa.

¿Puedo solicitar un préstamo ASNEF sin nómina?

La respuesta es sí. Es verdad que la nómina nos abre muchas puertas ya que funciona como un aval de alta calidad, sobre todo si tenemos la suerte de poder presentar una buena nómina fija y con antigüedad.

Pero por si cualquier motivo no disponemos de una nómina y necesitamos dinero, siempre nos queda la opción de usar un aval mobiliario para poder acceder al dinero que estamos buscando. Podemos poner como aval una vivienda, local, nave, terreno, plaza de garaje… cualquier bien que tenga un valor igual o superior al préstamo que estamos solicitando. Recuerda cuanto más valor tenga la propiedad, más financiación podrás solicitar. Eso sí, en el caso de impago, la empresa o banco tirará del aval que hemos usado para satisfacer la deuda pendiente más los posibles intereses que se hayan podido generar mientras hemos estado en situación de impago.

Por este motivo, antes de solicitar un crédito ASNEF es importante tener la certeza de que vamos a poder devolver el dinero a tiempo. Personalmente te recomiendo no crear una cuota demasiado alta que pueda comprometer tu economía. Es mejor alargar la vida del préstamo, pero obtener una mensualidad más atractiva a nuestro perfil de ingresos.

Ventajas de los préstamos con ASNEF

A la hora de solicitar financiación estando en un listado de morosos siempre tienes que ir directamente a buscar y comparar entre los préstamos con ASNEF.

Rápidos y seguros: uno de los puntos fuertes es que este tipo de financiación suele tener un proceso de estudio muy corto. Y si todo es favorable, se puede obtener el dinero rápidamente, de aquí que comente que suelan ser muy rápidos. Además, si lo contratas a través de una empresa registrada y segura, puedes tener la certeza de que no te llevarás ninguna sorpresa, es decir, son muy seguros. Lo importante es tener claro que es lo que estamos firmando para poder disfrutar de una buena experiencia.

No tienen límites: otro de los puntos fuertes de este tipo de financiación es que normalmente no suele haber límite de financiación. El verdadero límite se pondrá de la mano del aval que se presente a la hora de solicitar el préstamo. Cuanto mayor tenga el aval, más capital se puede solicitar, teniendo en cuenta que luego hay que devolver el dinero más los intereses. Es decir, siempre hay que solicitar lo que realmente se va a necesitar para evitar problemas.

Plazo de devolución: en contra de lo que se suele pensar, buena parte de este tipo de préstamos destacan por contar con una vida larga. Me explico, se puede alargar la devolución del dinero a varios años con el objetivo de conseguir una cuota mensual adaptada a nuestras necesidades.

Solicitud online: otra de las principales ventajas de este tipo de préstamos es que se pueden solicitar fácilmente online, lo que quiere decir que vamos a ahorrar tiempo y dinero. Como podemos comparar desde casa, ahorraremos dinero en intereses y tiempo. Todo es mucho más ágil, de aquí que cada vez más personas apuesten por la financiación online. Es igual de segura que la de la banca, pero con muchos más beneficios.

Financiación con ASNEF: incluso si estás en ASNEF podrás solicitar dinero, por lo que se te abre una nueva puerta de financiación.

Lo importante a la hora de solicitar un préstamo con ASNEF es asegurarnos de que el mismo se adapta a nuestras necesidades. Es decir, siempre nos tenemos que asegurar que el interés es el que pensamos y que la cuota mensual la podemos asumir sin ningún tipo de problema. Recuerda, es importante no endeudarse demasiado o luego puede haber problemas a la hora de afrontar los pagos.