La regulación del MiFID II que muchos han pasado por alto
Chris Ratcliffe/Bloomberg

Frances Schwartzkopff para Bloomberg

La cuenta atrás para la adopción en enero de un nuevo conjunto de regulaciones para los mercados financieros en Europa ha empezado. Sin embargo, en Dinamarca aún se plantean algunas preguntas fundamentales.

¿En qué constituye el marketing? ¿Es acaso poner un producto de inversión en una plataforma web, junto con otros cientos, igual a venderlo activamente? ¿Cómo calcular el costo? ¿La recomendación de una hipoteca respaldada por un bono constituye un consejo de inversión?

Estos son algunos de los problemas a los que se enfrenta la Autoridad de Supervisión Financiera de Dinamarca semanas antes de que se implemente la revisión a la Directiva de Mercados Europeos en Instrumentos Financieros. De hecho, la agencia con sede en Copenhague dice que la MiFID II ha desatado la mayoría de las solicitudes de aclaración a las autoridades europeas responsables en última instancia. Las respuestas podrían reformar fundamentalmente la industria.

La europea MiFID II gana aliados a dos meses de entrar en vigencia

La europea MiFID II gana aliados a dos meses de entrar en vigencia

En los mercados financieros, pocos tienen una buena palabra que decir sobre el MiFID II, la revisión de la legislación de valores de la Unión Europea

“Traté de contar las preguntas y respuestas sobre MiFID y me rendí”, comentó Birgitte Holm, subdirectora y responsable de MiFID en la FSA de Dinamarca, en una entrevista en Copenhague. “Son cientos de dudas y probablemente continuarán apareciendo después del 1 de enero”.

La agencia planea adoptar un “enfoque pragmático” para evaluar el cumplimiennto debido a la complejidad de MiFID II. Entre los problemas que la FSA aún trata de resolver son los siguientes:

¿Qué es el marketing?

“La palabra clave aquí es marketing y cómo definirlo”, anotó Holm.

Parece sencillo, pero el problema es este: los bancos ofrecen en sus sitios web una variedad de productos de inversión. Si la FSA llega a la conclusión de que la inclusión de productos constituye marketing, los bancos deberán proporcionar información completa sobre el producto y el costo de cada uno. Eso aumentará los gastos y probablemente lleve a los bancos a dar de baja algunos productos.

Es probable que la agencia decida que algunos productos estarán sujetos a los requisitos completos de la MiFID

La industria financiera de Dinamarca está instando a la agencia a considerar una definición más limitada de comercialización para que eso no suceda.

“Pedimos a la autoridad de supervisión danesa que defina “comercialización” y “recomendación” de una forma que no limite la capacidad de los consumidores para invertir en un fondo de su propia elección”, dijo Anders Klinkby Madsen, director de inversiones en Finance Denmark, que representa a la industria financiera. Dinamarca debería mantener su llamada arquitectura abierta, al menos hasta que la Autoridad Europea de Valores y Mercados diga lo contrario.

Holm dice que toma el punto de vista de la industria. “Si te sientas delante de un asesor y dice: deberías comprar esto, entonces no hay dudas que las reglas entran en juego, pero si vas a la banca web y lo encuentras en el fondo de las recomendaciones, la interpretación no es clara. ¿Eso es una venta en términos legales?”.

Es probable que la agencia decida que algunos productos estarán sujetos a los requisitos completos de la MiFID. El problema es dónde detenerse.

La regulación del MiFID II que muchos han pasado por alto

La regulación del MiFID II que muchos han pasado por alto

Los bancos que compiten por estar listos para la MiFID II en enero pasan por alto una regulación separada diseñada para combatir la manipulación

“Los productos en la parte superior de la lista en la banca web deben estar vinculados a las reglas de comercialización y venta, porque los clientes tendrán una tendencia a comprar estos”, dijo. “Pero dónde es exactamente más difícil establecer una línea divisoria entre qué productos deben estar vinculados a las reglas y cuáles no deberían serlo”.

¿Cuál es el costo?

Otra pregunta se relaciona con los cargos y costos. Con la MiFID II, los bancos deberán informar a los clientes de antemano cuánto costará una operación, tanto en términos absolutos como en porcentaje del monto negociado. Llegar a una fórmula para calcular el costo que toda la industria puede usar ha resultado difícil.

Preguntas como estas surgen a diario en toda Europa. Probablemente sólo en Dinamarca sean más de 100

“Suena muy simple, pero desde un punto de vista práctico, hay mucha discusión sobre cómo diseñarlo exactamente y asegurarnos de que sea comparable entre productos”, sostuvo.

Cuando un bono no es inversión

Un tema que persigue a Dinamarca particularmente es si un banco que ofrece una hipoteca en particular da consejos de inversión. Eso se debe al sistema del país para financiar los préstamos hipotecarios: los prestatarios trabajan a través de los bancos para vender bonos en el mercado para financiar compras. Entonces, si un prestamista sugiere un préstamos a 30 años con una tasa fija, ¿también recomienda un bono?

La FSA resolvió esta pregunta al decidir que es sólo un consejo si los prestatarios mantienen directamente el bono, cuestión que la gran mayoría no hace. “Preguntas como estas surgen a diario en toda Europa. Podría proporcionar una lista de 100 únicamente para Dinamarca, y sólo veo las más difíciles y políticas”.