Madrid

El precio de la vivienda en España se ha situado en los 1.846 euros por metro cuadrado al cierre de 2019, lo que supone un descenso del 1,3% en comparación con 2018, según se desprende del informe ‘La vivienda de segunda mano en 2019’ elaborado a partir del índice inmobiliario Fotocasa.

Esta caída es la décima registrada durante los quince años de existencia del índice y la primera registrada desde el último descenso que se dio en 2015 (-0,8%). Desde 2016 todos los diciembres se registraron datos interanuales positivos y con este dato de diciembre se ha roto la cadena de 38 meses de incrementos interanuales consecutivos (desde octubre de 2015 hasta noviembre de 2019).

Por comunidades autónomas, el precio medio de la vivienda de segunda mano se ha incrementado en 12 de las 17 comunidades autónomas. Así, han destacado los incrementos registrados en Baleares (+9,9%), Canarias (+5,6%), Madrid (+5,1%) y Murcia (+2,7%). Por detrás, le siguen Navarra (+1,9%), La Rioja (+1,6%), Aragón y Andalucía (+1,5% en ambas), Cantabria (+0,7%), Asturias y Comunidad Valenciana (+0,7% en ambas) y País Vasco (+0,05%).

FLUCTUACIONES PARA 2020

Teniendo en cuenta el precio, Madrid, con un precio medio por metro cuadrado de 3.030 euros, sigue a la cabeza de la lista de las comunidades más caras por segundo año consecutivo, después de destronar a País Vasco que ha estado trece años liderando. Por detrás, le siguen País Vasco (2.799 euros por metro cuadrado), Baleares (2.784 euros) y Cataluña, donde el precio medio por metro cuadrado es de 2.416 euros.

El director de estudios y formación de Fotocasa, Ismael Kardoudi, ha señalado que a lo largo de 2019 el índice inmobiliario ha registrado incrementos en el precio de la vivienda de segunda mano, aunque más leves que los registrados en 2018. “Cabe esperar para este 2020 que el precio de la vivienda de segunda mano vaya fluctuando a lo largo del año con pequeñas subidas y bajadas del precio interanual”, ha resaltado.

No obstante, ha afirmado que no cree que vayan a ser “grandes variaciones”, porque prevé que los precios se estabilicen este año. “Atrás vamos a dejar los grandes incrementos de precio vividos en 2018 y los grandes descensos registrados en 2013”, ha añadido.