El precio de la vivienda en alquiler en España cerró 2020 con un incremento anual del 4,6% y sitúa el precio de diciembre en 10,65 euros/m2 al mes, lo que supone la peor cifra en los últimos seis años, según el informe de “La vivienda en alquiler en España en el año 2020” del Fotocasa.

En cuanto al precio por meses, desde noviembre de 2019 el precio medio de la vivienda de alquiler no bajó de los 10 euros/m2 al mes en todo el 2020, llegando en abril a su cuota máxima (11,02 euros/m2) y superando todos los meses del año 2020.

La directora de Comunicación de Fotocasa, Anaïs López, ha afirmado que a cierre de 2020 el precio de la vivienda en alquiler ha empezado a dar señales de moderación y atrás ha dejado las subidas de dos dígitos que se han registrado durante algunos meses de 2020.

Para López, el precio del alquiler se está comportando de manera muy irregular según la zona y se mueve a diferentes velocidades: “mientras que en Madrid y Barcelona las caídas de precio ya son una realidad, hay otras zonas en las que el precio aún sube con fuerza, como pueden ser ciudades del norte de España”.

“Durante 2021 todavía veremos comportamientos irregulares de los precios del alquiler dependiendo de la zona”, ha advertido la responsable de Fotocasa.

MADRID Y CATALUÑA

El precio medio de la vivienda en alquiler se incrementó en 13 de las 17 comunidades autónomas. Las cuatro comunidades que experimentaron caídas del precio anual en 2020 fueron Baleares (-7,7%), Madrid (-5,1%), Canarias (-3,5%) y Cataluña (-1%).

El incremento superior al 10% se registró en Navarra con un 18,8%. Le siguen comunidades como Extremadura (8,9%), Castilla-La Mancha (8,2%), Región de Murcia (8%), Asturias (7,8%) y Castilla y León (7,1%).

En 2020, la Comunidad de Madrid se colocó en primer lugar con un precio de 14,10 euros/m2 al mes, desplazando a Cataluña a la segunda posición por tercer año consecutivo con un precio de 14,00 euros/m2 al mes, seguida de País Vasco (13,18 euros/m2 al mes), Baleares (11,25 euros/m2 al mes) y Navarra (10,00 euros/m2 al mes).

En cuanto a la media nacional (10,65 euros/m2 al mes), son cuatro las que superan dicha media. Madrid la supera en un 32%, Cataluña lo hace en un 31%, País Vasco en un 24% y Baleares en un 6%. El resto de las comunidades cuentan con un precio inferior a la media nacional.

EL PRECIO SE ESTANCA

El precio de la vivienda alcanzó a cierre de 2020 el mismo nivel que en diciembre del año anterior, tras la tendencia a la baja registrada entre septiembre y noviembre, pero registró un descenso del 0,9% en tasa mensual, según se desprende de la última estadística de Tinsa IMIE General y Grandes Mercados correspondiente a la vivienda nueva y usada del mes de diciembre.

Desde marzo, la caída del precio de la vivienda es del 2,1%. El director del servicio de Estudios de Tinsa, Rafael Gil, ha explicado que las cifras de finales de año muestran “cierta estabilización” de la tendencia descendente, “acercándose en el caso del índice general y de capitales y grandes ciudades a niveles de verano, tras el ajuste adicional de otoño”.

En el mes de diciembre el Tinsa IMIE General y Grandes Mercados se situó en 1.511 puntos, la misma referencia que se registró en el mes de diciembre de un año antes. No obstante, según Gil, el incremento interanual medio de los doce meses de 2020 es del 0,9%.

Esta estabilización registrada en diciembre permitió que todas las zonas, excepto las áreas metropolitanas, finalizasen el año con precios iguales o “ligeramente superiores” a los registrados un año antes.

La caída interanual en las áreas metropolitanas fue del 2,8%. El incremento en las capitales y grandes ciudades y la costa mediterránea fue del 0,2% y del 0,1%, respectivamente. Por su parte, destacaron las subidas de las islas (+2,3%) y del resto de municipios (+1,1%).

Desde el inicio de la crisis sanitaria, las islas y la costa mediterránea son los grupos analizados donde más se ha depreciado la vivienda, con caída superiores al 6% desde marzo. También las áreas metropolitanas reflejaron un ajuste del 3,9%.

Por su parte, los mercados que muestran menores diferencias respecto al momento del inicio de la crisis sanitaria son las capitales y grandes ciudades (-0,6% desde marzo) y el resto de municipios, que se mantiene en las mismas cifras de marzo.

El precio medio en España es un 15,3% superior al mínimo de 2015 y acumula un descenso del 33,8% respecto a los máximos alcanzados en 2007.