Yoga

El dolor de espalda puede ser producido por diferentes situaciones de nuestra vida diaria. Una mala posición al dormir, una silla inadecuada para trabajar, e incluso nuestra postura al caminar. Pero hay una solución para todo esto, el yoga. No solo te aliviará ese molesto dolor, sino que te ayudará a corregir tu postura diaria, y evitará que estos dolores vuelvan a tu vida. Por lo tanto, deberías tomar esto como una rutina, y no para el dolor de espalda ocasional. 

Postura del gato o vaca

Comencemos con una postura de yoga para el dolor de la espalda alta. Sus beneficios afectan sobre todo a la espina dorsal, y está diseñada para contraer y estirar casi todos los músculos.  

Para realizarla, debemos colocarnos sobre una esterilla acolchada, y ponernos a cuatro patas sobre manos, y nuestras rodillas fijas. En esta posición, comenzaremos a mover el tronco hacia arriba arqueando la espalda lo máximo posible, al igual que un gato. 

Posteriormente, arqueamos la espalda hacia abajo, imitando la postura de la vaca, debemos hacerlo despacio, y repetir el movimiento las veces que queramos, sin forzar. 

Postura de Yoga

Postura del niño

Continuamos con las posturas de yoga que te ayudarán en tu dolor de espalda, concretamente la parte baja. Esta es una de las más fáciles de hacer, y podrás estirar tu espalda de forma controlada. 

Para hacerla, tan solo deberás sentarte sobre tus pantorrillas, estirar los brazos alejándolos del cuerpo, es decir, estirados por completo hacia delante. A continuación, presionamos hacia el suelo firme, pero relajada. Como añadido, si deseas estirar los músculos intercostales, entre las costillas, puedes pasar uno de los brazos por debajo de tu cuello. Postura inclinada hacia delante.

El dolor en el lumbar es el más habitual en nuestras espaldas. Nuestra postura o el nervio ciático suelen ser los causantes de este. Así que si sufres de una enfermedad, o tan solo es un mal menor, esta postura de yoga te confortará. No solo aliviará tu dolor, también te valdrá para conseguir una mayor flexibilidad, además, la puedes hacer de pie, o sentado. En cualquiera de estas dos posturas, debes inclinarte hacia tus pies para tratar de alcanzarlos. 

Así, tratarás de estirar los músculos lumbares lo máximo posible. Pero aquí viene lo más importante, se trata de estirar, no sobrecargarse, por lo que no la fuerces. Busca la posición más cómoda para poder aguantar en ella un tiempo. 

Postura de las piernas en la pared

Aunque esta postura de yoga te parezca simple, y sin beneficios, no te preocupes porque no es así. Es muy buena para el dolor de espalda, en especial tu lumbar. 

Para realizarla, nos tumbaremos en el suelo boca arriba, con las piernas completamente apoyadas en la pared. Si nos hace falta, podemos hacer uso de una almohada o una toalla, pero debes procurar que tus piernas estén lo más verticales posible. 

Esta postura no solo te ayudará con tu dolor muscular, pues también es beneficiosa para nuestra circulación. 

Mujer haciendo deporte

¿Cómo prevenir el dolor?

Algunas de las posturas en el yoga están preparadas para trabajar los músculos de nuestro cuerpo, y así evitar que aparezcan este tipo de dolores. Una de sus posturas, es la cobra, fácil y rápida de hacer, por lo que no tienes excusa por falta de tiempo. 

Amazon Yoga

Los mejores descuentos para entrenar cuerpo y mente en la tienda de yoga de Amazon

Siempre tenemos que tener un hueco para nosotros mismos y cuidarnos en nuestra totalidad. El yoga es sin lugar a  dudas una de las...

Debemos tumbarnos boca abajo, y a continuación levantar nuestro torso todo lo que podamos sin hacernos daño, y ejerciendo fuerza desde la espalda baja. Si repites esta postura a diario, no te quepa duda de que podrás fortalecer la zona. 

Si consideras que estás en un nivel avanzado, tenemos la postura del perro hacia arriba. Para realizarla, comenzarás desde la cobra, alzas más el pecho y a continuación levantas las caderas del suelo. Los hombros deben estar relajados, y alejados del cuello.