Alexa, reconocimiento de voz con mascarilla

Si tu asistente virtual le cuesta entenderte o no te obedece cuando llevas puesta tu mascarilla, no te preocupes. Los asistentes virtuales como Alexa, Siri, Google Assistant, etc., están dotados de inteligencia artificial para el reconocimiento de voz de sus usuarios, pero están teniendo algún que otro problemilla con este nuevo artículo en tiempos de pandemia.

Es algo totalmente normal que le está ocurriendo a muchos usuarios. No significa que a tu sistema le esté ocurriendo algo, o que tu micrófono no esté captando tu voz de forma adecuada. El problema reside en otra causa bastante simple…

Todo lo que necesitas saber sobre la mascarilla y el reconocimiento de voz de Alexa, Siri, Google Assistant…

¿Afecta el uso de mascarilla realmente?

usar mascarilla

La mascarilla se ha vuelto obligatoria en algunos países y recomendables en otros. Sea como sea, la pandemia ha hecho que su uso a nivel global sea frecuente. Eso ha hecho que la infección se propague, o se atenúen sus efectos en algunos casos, pero también tiene sus consecuencias.

El mundo de la tecnología es uno de los afectados por el uso de mascarilla. Los sistemas de reconocimiento facial ya no pueden funcionar de forma correcta con este nuevo complemento, aunque ya han desarrollado sistemas capaces de reconocer a las personas incluso usando mascarilla.

Además de esos sistemas, los dispositivos que actúan mediante reconocimiento de voz también se han visto afectados en algunos casos, especialmente con ciertos tipos de mascarillas que atenúan la voz bastante. Entre ellos los asistentes de voz como Alexa, Siri, Google Assistant, etc.

Por ello, algunos investigadores se han puesto manos a la obra para medir el efecto de 12 tipos diferentes de revestimientos faciales y su impacto en la voz, por los problemas que puedan tener esos asistentes al amortiguar el sonido. No obstante, los efectos no son demasiado perjudiciales, y funcionan bien en la mayoría de los casos…

Desde las tecnológicas como Google, Apple, y Amazon se han apresurado a calmar a los usuarios, alegando que los efectos son muy leves.