Cuando las cosas no salen de cara, todo pesa más. O si no que se lo digan a David De Gea. El portero del Machester United y de la Selección española se encuentra en un momento bastante cuesta arriba en lo profesional, tanto con su club inglés de la Premier como lo que arrastra a lo que se refiere con el equipo nacional, en lo que varios errores le dejaron en entredicho.

Además y ahora a consecuencia de ello, un mal partido contra el Cardiff City donde él y su equipo se enfrentaron perdiendo el encuentro, el portero salió con rostro serio, bastante desencajado y enfadado con su actuación y no se paró a saludar a sus aficionados; pero no sólo a ellos: también con su pareja, Edurne.

La derrota contra el Cardiff, causa del enfado de De Gea

David De Gea EdurneEl Manchester United cerró una gris y dura temporada con una derrota. Otra más. Para más inri fue contra el Cardiff City , equipo de la Premier ya matemáticamente descendido a la segunda división inglesa, y en Old Trafford, lugar donde los aficionados vieron cómo los galeses marcaron dos tantos y dejaron en evidencia a los ‘demonios rojos’.

Así, y pese a que el encuentro no variaba la clasificación del equipo clasificándose para la Europa League de la temporada que viene, David De Gea terminó el partido enfadado y con rostro desencajado, a lo que incluso a la salida del Estadio no se paró a saludar a sus aficionados.