Pokemon Go

El universo de los juegos online puede resultar de lo más impredecible para operadores y desarrolladoras que en este sector se afanan por ofrecer a los usuarios el contenido que mejor se adapta a cada generación y época. Si ya de por sí esta es siempre una misión complicada, más lo es aún en los tiempos actuales.

¿Alguien iba a adivinar que un año como este 2020 iba a resultar tan cordial para un juego que se basa en salir a la calle teléfono en mano a capturar esos monstruos virtuales ocultos a nuestros ojos en cualquier esquina? En cualquier caso, seguro que en Nintendo aún lo están celebrando.

Al igual que los datos del último informe trimestral de la Dirección General de Ordenación del Juego sorprendía hace unos días a los operadores situando por primera vez al segmento de los juegos de casino online al frente de su sector, otro tanto ha sucedido con el juego de realidad aumentada desarrollado por Niantic, que este año está registrando las mejores cifras de su historia superando a las de 2016, año de su lanzamiento.

Batiendo cifras de recaudación

Desde que comenzara 2020 y hasta el pasado 1 de noviembre, Pokemon Go ha registrado una recaudación superior a los mil millones de dólares en todo el mundo a través de las compras in-game. Una cifra que supone un incremento de un 11% en relación a lo recaudado en 2019 y que aun va a ampliarse en los dos meses que restan, toda vez que si tomamos de referencia los diez primeros meses del pasado año, el incremento en la recaudación se situaría en torno al 30%. Todo ello sin tener en cuenta que las compras realizadas en tiendas digitales de terceros, muy comunes en China, no son contabilizadas.

Lejos queda ya aquel objetivo de principios de 2017 con la celebración del éxito de Nintendo al haberse convertido en el juego de los mil millones de dólares. Si en la actualidad sumamos lo recaudado a lo largo de sus cuatro años de vida, Pokemon Go supera ya la cifra de los 4.200 millones de dólares.

La clave del éxito en las actualizaciones

A excepción de 2017 en que los beneficios de Pokemon Go descendieron en un 29% con respecto a 2016, sus números siempre han ido aumentando progresivamente y así continúan en la actualidad. Esto se debe en gran medida a los eventos que Niantic organiza y a la continua actualización de sus contenidos. Esto podrá comprobarse una vez más a partir de este mes de noviembre con las nuevas mejoras en sus funciones, que a su vez se suman a las incursiones y eventos programados.

Terminales y sistemas operativos sin acceso

En la parte negativa de esta evolución aparece el anuncio del pasado mes de agosto desde la propia cuenta de Twitter del juego, en el que se advierte que estas últimas mejoras ya no estarán disponibles para las versiones consideradas antiguas en iOS y Android, al igual que para algunos modelos de terminales que según ellos se van quedando obsoletos.

Los sistemas operativos como Android 5.0 ‘Lollipop’, al igual que los iOS 10 y 11, dejan de tener acceso al juego con la última actualización. Otro tanto sucede con los terminales iPhone 5S y iPhone 6 de Apple, que tampoco tienen acceso a dicha actualización pese a que ambos modelos estén capacitados para ejecutar iOS 12.

Desde Niantic informan de que el motivo que obliga a esta circunstancia es el hecho de que los mencionados terminales tan solo manejan 1 Gb de memoria de RAM, por lo que adaptar a ello las actualizaciones tan solo jugaría en perjuicio de esa gran mayoría de usuarios que poseen dispositivos más potentes, frenando el desarrollo del juego y la implementación de sus funciones.

La compañía por su parte ha asegurado que no ve esto como un hándicap en su progresión, ya que entienden que solo afectará a un reducido porcentaje de jugadores activos diarios, que son quienes se van a ver perjudicados por esta condición.