playstation
Photographer: Simon Dawson/Bloomberg

Con cuentagotas, así es como Sony va soltando información sobre el que será su producto estrella en los próximos años: PlayStation 5. En principio, la presentación oficial se realizará a lo largo del próximo año, que es también cuando se espera que salga al mercado, aunque los analistas que siguen al valor desde distintos bancos de inversión ya han trazado un mapa sobre todos los detalles que faltan por confirmarse de cara a los próximos meses, en especial su precio y la fecha de lanzamiento.

Las dos grandes preguntas que se hacen los usuarios de Sony es el coste y la fecha de lanzamiento, y por ello, también han sido las dos variables más estudiadas por los analistas. Así, la PS5 saldrá al mercado en el mes de noviembre por un precio cercano a los 499 dólares, unos 445 euros, según el último informe publicado por Deutsche Bank. La entidad alemana se basa fundamentalmente en dos factores para llegar hasta dicho precio: por un lado, el coste de los componentes que conformarán la nueva consola japonesa. Por otro lado, la posición de la compañía para decidir si la saca al mercado por encima o por debajo de su precio real.

En cuanto al primer eslabón, la horquilla de precios viene determinada por los materiales y la tecnología de sus últimas incorporaciones. Así, los analistas del banco de inversión consideran que existe “una alta probabilidad de que el costo de la lista de materiales de la PS5 se mueva 386-477 dólares y que, según la mediana de este rango, el precio de venta se sitúe en los 499 dólares”. Con dicho precio los expertos esperan ventas de 14 millones de unidades para el año 2022, una cantidad más pequeña que la obtenida con la PS4 (que alcanzó los 14,8 millones de unidades en su segundo año), debido a que el importe se sitúa por encima de los 399 dólares de ésta última.

Facebook

Facebook potencia Oculus: plantará cara a la nueva Play Station 5 y Xbox

La gran batalla para conquistar el mercado de los videojuegos, que se ha convertido en un fenómeno de masas del que nadie...

Aunque eso sí, el precio no está cerrado, puesto que el rango descrito se ha desarrollado con las especificaciones divulgadas en la actualidad y el coste de dichos componentes, por lo que los analistas avisan de que quizás “sea necesario revisar la mediana en función de próximas informaciones”. Además, también señalan que el importe final dependerá a su vez “de la estrategia que Sony decida adoptar, pero a diferencia de cuando lanzó la PS4, basamos nuestro pronóstico en el supuesto de que Sony no venderá la PS5 con pérdidas“. Lo anterior llevaría a que de darse una revisión en la cuantía sería a la baja y no al alza.

LA PS5 SERÁ MÁS POTENTE, MÁS VISUAL Y RÁPIDA

La nueva consola de Sony pivotará, por lo que se sabe hasta ahora, sobre tres ejes principales: en primer lugar, volverá a contar con los componentes de AMD, Advances Micro Devices, para dotar de mayor potencia a su máquina. La PS5 tendrá por un lado una CPU Ryzen de tercera generación que contará con 8 núcleos, mientras que la GPU (lo que se conoce como microarquitectura) será una versión personalizada de 7 nanómetros de la arquitectura de próxima generación de AMD conocida como Navi.

Lo anterior, posibilitará una de las grandes revoluciones que espera traer PS5, su compatibilidad con la tecnología visual de 8K y audio 3D. Con dichas especificaciones Sony pretende dotar a su nueva consola de una mayor calidad de imagen y sonido, que podrían ser todavía mayor (al menos en cuanto al sonido) gracias a que de situarse en el rango alto de precios asumiría, además, funciones sonoras intensificadas.

Los analistas esperan que Sony no saque a la venta su Play Station 5 por debajo de los costes, lo que situará el precio de la nueva videoconsola en torno a los 500 dolares

Se espera que la PS5 admita calidad de imagen de 8K y audio 3D para que los jugadores puedan disfrutar de juegos con mayor calidad de imagen y sonido. En el caso del primero, se conseguiría a través de una mayor innovación en la tecnología del trazado de rayos, Ray Tracing, ya que AMD (que ha seguido a los RT Cores dentro de Turing de NVIDIA) ha planteado un enfoque híbrido para el cálculo del trazado de rayos dentro de la GPU que incorporara Sony. Por su parte, la firma japonesa se podría decidir por una tecnología superior (el coste adicional sería de menos de 10 dólares) que supondría funciones de audio intensificadas. Otro de las grandes novedades de PS5 será el de cambiar del formato HDD al SSD de alta velocidad, con lo que lograría que “los tiempos de lectura y visualización más rápidos deberían ayudar a reducir el estrés del jugador”.

Además, se espera que el espectro de datos sea más amplio que la memoria de cualquier PC existente y, en cuanto al coste Sony podría “ahorrar costes gracias a un descuento por pedido al por mayor”. Por otro lado, también se espera una mejora importante en los gráficos, gracias a que la consola contará con una actualización de la tarjeta que poseía, sustituirá la GDDR5 por la GDRR6 de 8GB, que debería traer un mayor realismo y jugabilidad a los títulos más innovadores.