mercadona platos preparados

Los mercaurantes se han asentado en la sociedad. Llegaron hace un par de años, siendo Mercadona uno de los supermercados pioneros, y a pesar del coronavirus, se han consolidado como una opción más que interesante para solteros y parejas que no tienen tiempo de cocinar -con o sin teletrabajo-. Hay que reconocerle a Juan Roig la visión que ha tenido la cadena de supermercados apostando fuerte por este formato de comida lista para comer. El nombre, como siempre, al estilo Mercadona: “Listo para comer”. Las sensaciones en este primer año más allá de la prueba inicial en las grandes ciudades son muy dispares: hay quien reitera que se ha superado, y otros que lo consideran más caro que los congelados o platos preparados habituales pero no mejores que el restaurante. ¿Cuáles son esos platos preparados de Mercadona que es mejor no probar?  

En esta review de productos de Mercadona no especialmente recomendados, nos centraremos tanto en los productos de Listo para Comer, que abrió en 2018, y también algunos de los clásicos precocinados que siguen en sus lineales y que, aunque demandados, no son especialmente recomendados.

ENSALADAS DE MERCADONA: MÁS CARAS LO MIRES DONDE LO MIRES

No es la primera vez que mencionamos las ensaladas de Mercadona como uno de esos productos que mejor no comprar. Al menos en lo que tiene que ver en su área de preparados -las frescas, nada que decir-. En el caso de las ensaladas del Listo para Comer de sus platos preparados para el take away, tiene a su favor la gran variedad de ingredientes con las que puedes aderezar la ensalada. De hecho, si juegas bien tus cartas incluso te puedes preparar un plato único con todo lo que necesitas: tomate y pepinillo, queso de cabra, frutos secos, quinoa, zanahoria, atún y pollo, entre otros muchos. Hasta puedes hacerte una ensalada de pasta.

¿Suena bien? Lo cierto es que si bien es más potente en cantidad que los boles de ensaladas para llevar, el precio también es el doble, por lo menos. No hay opción por debajo de los 4 euros. Si te compras la lechuga y los topins por separado, con la mitad haces la comida. En casa y en la oficina. Y de mejor calidad. 

ensaladas