El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se ha reunido este jueves en la sede del Ministerio con directivos de la cadena de supermercados Lidl en el marco de las reuniones que está manteniendo con los representantes de la distribución española para abordar la situación del campo español, que exige precios justos.

En concreto, Planas se ha reunido con el director general y consejero delegado de Lidl España, Claus Grande Sánchez, quien ha acudido acompañado de otros responsables de la cadena de supermercados para intercambiar puntos de vista con el ministro sobre el diagnóstico de los problemas actuales del mundo agrícola y ganadero y de la formación de precios.

Este encuentro se enmarca en la serie de reuniones que está manteniendo Planas con el sector agraolimentario (productores, industria, distribución y consumidores) para analizar la situación del sector y compartir ideas sobre las posibles medidas a adoptar a lo largo de la cadena.

Planas inició esta ronda de contactos con representantes de la distribución el pasado viernes con directivos de Carrefour. Unas reuniones que seguirán mañana cuando el titular de Agricultura se reúna con los representantes de Mercadona.

El titular de Agricultura ha anunciado este mediodía su intención de modificar parcialmente parte de la Ley de la Cadena Alimentaria de “forma inminente” para dar respuesta a los problemas del sector agrario entre las que figura la venta a pérdidas o la referencia de los precios de producción y así lograr un reparto más justo del valor de los productos agrarios a lo largo de los eslabones que la integran.

“Estoy planteando que se pueda hacer un proceso en el cual se produzca una modificación parcial de la Ley de la Cadena de forma inmediata, sin perjuicio de que de forma más escalonada se pueda trasponer la Directiva europea, que implicaría modificar casi 32 artículos, una pieza legislativa que requiere de más debate”, ha señalado.

Planas ha recalcado que el sector agrario tiene “problemas inmediatos” a los que se precisa dar una pronta solución, como son la referencia de los precios de producción, la venta a pérdidas o las promociones desleales.