Las navidades se caracterizan por los excesos y atracones que no ayudan en nada a nuestra salud y, una vez que finalizan, suele ser difícil encontrar el equilibro y la moderación que nos haga sentirnos bien con nosotros mismos. ¿Imaginas una forma de adelgazar logrando conectar tu mente y tu cuerpo en un lugar de ensueño? Desde Merca2 te descubrimos el mejor lugar para disfrutar perdiendo peso: la encantadora villa termal Las Caldas.

Las Caldas

Este complejo situado en Asturias, ofrece alta gastronomía con pocas calorías en un entorno envidiable sin que suponga un sacrificio perder esos kilos de más tras los excesos navideños.

El Gran Hotel Las Caldas ofrece todos los servicios de un cinco estrellas con el sabor de sus dos siglos de historia. Puedes experimentar infinidad de programas personalizados para ti, como por ejemplo: adelgazamiento, détox o alimentación equilibrada con productos obtenidos de su propio huerto. Todos los cuidados que necesitas para desconectar del estrés y conectar contigo mismo están a tu alcance en esta villa ideal gracias a sus equipos médicos y deportivos, expertos en nutrición y exclusivos servicios, donde adelgazar deja de ser una tortura para convertirse en toda una experiencia inolvidable.

comida Las Caldas

Olvida las dietas estrictas y la frustración de la gran ciudad, ahora puedes perder peso en Las Caldas, un entorno envidiable, a ocho kilómetros de Oviedo, rodeado de naturaleza donde su oferta para adelgazar se centra en la minuciosa supervisión nutricional y, muy importante, en una oferta gastronómica saludable pero basada en productos de calidad. Sentarse a la mesa en Las Caldas es de todo menos aburrido, como todo lo que proponen para volver a casa con menos kilos y más energía.

Su propuesta de comidas variadas consigue tener bajo control el hambre, por lo que no tendrás que preocuparte por quedarte con ganas de más. También tienen en cuenta lo importante que es tu bienestar mental, por ello, de la ansiedad se ocupan los especialistas que trabajan los masajes de todo tipo mientras que los especialistas en deporte se encargan de tu bienestar físico acompañándote en los paseos por el maravilloso entorno del río Nalón, donde se puede practicar el piragüismo, rutas a caballo, golf, mountaing biking y todo tipo de actividades relacionadas con la naturaleza. Y es que el palaciego balneario construido a finales del XVII y reconstruido en 2003, se convierte en el destino perfecto para el bienestar.

Las Caldas

El Hotel Las Caldas es un destino exclusivo y placentero donde el lujo se respira por el mero placer del disfrute puesto que se encuentra situado entre y mar y la montaña y a orillas del río Nalón. ¿Se puede pedir más? Disfruta de un paisaje bucólico y de su manantial desde donde brotan aguas termales a una temperatura de 40 grados.

El complejo es el resultado de la restauración integral del Balneario de Las Caldas, que abrió sus puertas por primera vez en 1776 para ofrecer sus servicios termales. A lo largo del tiempo ha ido ampliando servicios y mejorando hasta poder presumir hoy de ofrecer un concepto del bienestar único ya que integra en un mismo lugar salud, deporte, gastronomía y bienestar, una mezcla perfecta para disfrutar de las técnicas y tratamientos corporales y de su agua mineromedicinal que brota del manantial de la original Casa de Baños, donde nació el hotel.

Centro Termal El Manantial

Cuenta con tres áreas diferenciadas: el Manantial, con sus piscinas de contraste y relajación, sus jacuzzis y sus circuitos; la Sala de Columnas, un espacio abovedado absolutamente exclusivo, y la zona Beauty y Wellness, con sus 25 cabinas para recibir todos los tratamientos que uno pueda imaginar.

Unido por su impresionante pasarela de hierro forjado se encuentra el Enclave, un moderno cuatro estrellas con 77 habitaciones -­dos menos que el Gran Hotel­- desde cuyas habitaciones con terraza se puede disfrutar de unas vistas impresionantes: verdes prados, la sierra del Aramo y los hermosos caminos que lo rodean por donde practicar deportes o pasear para perder peso o por el mero placer de disfrutar de prados infinitos.

Desayuno Suite

Convierte esos pequeños estragos que molestan tras las navidades en una experiencia llena de múltiples placeres que contribuirán a tu bienestar físico y mental en un entorno único e inolvidable al que, sin duda alguna, querrás volver. 

 

Comentarios de Facebook