piscinas naturales españa

España no solo es un país rodeado de unas playas maravillosas, también cuenta un montón de piscinas naturales que parecen sacada del cuento de hadas más mágico. Repartidas por toda su geografía encontramos cascadas entre montañas, cuevas, nados, pozas y aguas cristalinas en mitad del bosque, que hacen las delicias durante los meses de verano. Son una alternativa ideal a las playas masificadas para escapar de la ciudad, reconectar con la naturaleza y refrescarse. Si estás pensando en hacer una escapadita de fin de semana, toma nota de estas piscinas naturales de ensueño que te encantarán. 

LA GARGANTA DE LOS INFIERNOS

Situadas en el valle del río Jerte, en Cáceres, en plena reserva natural de la Sierra de Gredos, son hasta trece piscinas naturales todas a disposición de los bañistas. Es un entorno de gran belleza que tiene un enorme valor ecológico, y se puede pasar una deliciosa jornada en la tranquilidad y el frescor de sus verdes orillas. Muchos se animan a saltar de algunas de sus cascadas, que son un precioso espectáculo natural. Los que prefieran caminar también encontrarán fantásticas rutas de cascada en cascada.

gargana-infiernos-piscinas-naturales

 

Comentarios de Facebook