Pimec ha propuesto fomentar la presencialidad laboral de las mujeres y el teletrabajo de los hombres para reequilibrar la carga de trabajo, ante las mayores responsabilidades laborales, en el hogar y en los cuidados de los niños por parte de las mujeres durante la pandemia de coronavirus.

Así se extrae del II Congreso Mujer y Empresa de Pimec, que ha finalizado este viernes tras tres jornadas de análisis del papel de las mujeres en la economía ante los retos de la digitalización, el teletrabajo y la corresponsabilidad durante la crisis de la Covid-19.

En una rueda de prensa este viernes, la presidenta de la comisión Mujer y Empresa de Pimec, Iolanda Piedra, y el secretario general de la entidad, Antoni Cañete, han propuesto un conjunto de medidas para acabar con las desigualdades de género en el mundo laboral.

En materia de teletrabajo, la patronal también ha reclamado establecer medidas de seguimiento que permitan controlar la implementación de un teletrabajo “adecuado”, medidas económicas y fiscales para las pymes para que lo puedan implementar y realizar campañas de sensibilización para poder hacerlo con perspectiva de género.

“Lo que se ha visto hasta ahora no es teletrabajo, sino una situación alarmante de crisis sanitaria en la que ha habido una nueva manera de trabajar en los hogares. Debe haber una perspectiva de género a nivel legislativo y de implementación. Quien ha trabajado más en este confinamiento son las mujeres”, ha criticado.

BRECHA DIGITAL DE GÉNERO

En cuanto a la brecha digital de género, la patronal ha reclamado la creación de programas para capacitar y recapacitar a mujeres en conocimientos y habilidades tecnológicas, ayudas y financiación en condiciones preferentes para la digitalización de las pymes creadas por mujeres y medidas para impulsar programas de mentoría a nivel local para acompañar a las mismas.

También ve necesario establecer criterios de discriminación positiva en las becas para estudiantes mujeres en las carreras tecnológicas y diseñar un plan estratégico para la digitalización “en femenino” con acciones impulsadas desde el sector privado que complemente el Pla Dona i TIC del Govern.

Iolanda Piedra ha criticado la falta de referentes femeninos en el mundo tecnológico, algo que después se ve reflejado en la presencia de mujeres en el sector, ya que, ha señalado, en las empresas TIC las mujeres participan en uno de cada tres puestos de trabajo.

Para conseguir una mayor corresponsabilidad a nivel de género, Pimec ha propuesto la identificación de buenas prácticas en esta materia, difundir y ayudar a que sean adoptadas por las empresas, lanzar campañas de sensibilización en igualdad e incentivos fiscales y en las cotizaciones a la Seguridad Social para las empresas que apliquen medidas que promocionen la reorganización de roles.

Cañete, que ha celebrado las propuestas que han salido del congreso, ha explicado que estas conclusiones se elevarán a los diferentes órganos de participación de la entidad y se someterán a debate interno.