concesionario_peugeot

La noticia sobre un posible movimiento conjunto entre Peugeot y Fiat Chrysler coge fuerza en el mercado, hasta el punto de que en los dos últimos días la cotización de ambos se ha movido idénticamente. Unos rumores que han animado las cotizaciones de ambas compañías en un momento de depresión para el sector, con la economía europea frenando a marchas forzadas y la industria alemana (medida a través del PMI Industrial) hundida.

Los rumores, que vienen de atrás, se hicieron patentes unos días atrás cuando Robert Peugeot afirmó que la firma de automóviles italiano estadounidense podría ser un objetivo para la fabricante francesa. Aunque eso sí, le dio un tinte lejano al añadir “si los planetas se alinean” una expresión que el mercado se saltó para empezar a especular, ya que al poco de salir a la luz las declaraciones del ejecutivo galo la acción de Fiat Chrysler se disparó un 4,5%, mientras que la de Peugeot lo hacía un 2%.

Robert Peugeot, el mismo que firma las palabras de que podría haber algo, no es un analista o un periodista, sino que es el presidente del holding familiar que mantiene un control significativo del fabricante galo, por lo que cada una de sus declaraciones se miran con lupa por su transcendencia. Además, que tampoco puede hacer ciertas declaraciones sin un motivo real detrás, ya que si no podría incurrir en un delito y enfrentarse multas. Una situación que ocurrió una década atrás cuando la familia Porsche aseguró que comprarían Volkswagen, lo cual se demostró que era falso y la marca de lujo tuvo que ser vendida a la propia Volkswagen para no cerrar por las fuertes multas que se le impusieron.

Ibercaja

Ibercaja y la magia contable: cuando la morosidad es un problema muy real

Ibercaja está enfrascado un largo (y tortuoso) proceso de salida a bolsa, en el que las cosas parecen estar siempre en su contra. El...

Además, las palabras del presidente del holding familiar llegaron en un momento en el que los analistas fantasean cada vez más con que ambas firmas podrían llegar a un acuerdo. Aunque eso sí, cada uno ofrece una versión distinta, ya que hay desde fusiones a compras de distintos segmentos a la más factible y es que ambos trabajasen como socios estratégicos.

Aun así, dichas especulaciones y declaraciones han llevado a que en los últimos días ambos valores se muevan de forma idéntica como se puede apreciar en la imagen, que utiliza una base 100 para armonizar los movimientos desde un mismo punto de partida. Asimismo, les permite caer en menor porcentaje que otras competidoras como Volkswagen o Renault. La suma de ambos factores muestra que los inversores podrían estar descontando algunos movimientos entre ambas.

PEUGEOT EN PROBLEMAS POR EL PARÓN DE EUROPA

Una posible alianza presentaría ventajas para ambas compañías, aunque principalmente sería para el fabricante francés, ya que el 80% de sus ventas se centran en Europa. A finales del primer trimestre de 2017, el grupo PSA se convirtió en noticia después de oficializar la compra de las marcas Opel y Vauxhall por 1.300 millones. Con ello, la firma se convertía de la noche a la mañana en el segundo fabricante europeo de automóviles con una cuota del 17% y una producción combinada de 4 millones de vehículos al año. Además, también incorporó a su conglomerado el 50% de la financiera GM Financial de forma conjunta con BNP Paribas.

Ahora, que la economía europea se está parando, dado también a que el sector del automóvil es muy cíclico, dicha exposición es un problema. De hecho, el pasado mes de enero fue el quinto consecutivo en el que las matriculaciones de coches cayeron en Europa, lo que “corrobora nuestra opinión de que el ciclo de la demanda de automóviles en la UE ha alcanzado su punto máximo y está en caída”, señala un informe de interno de Bloomberg.

Además, dicho análisis también alerta de que “las advertencias de los proveedores sugieren que la desaceleración va más allá de los contratiempos causados por el WLTP (el nuevo protocolo de emisiones)”. Una situación que deja en mala situación a los fabricantes europeos y por lo que la fusión con Fiat que tiene una importante cuota, a través de Chrysler, y conocimiento de mercado podría ser de gran ayuda.