Peter Beard

Hace unas horas se conocía la muerte del fotógrafo americano Peter Beard. Tenía 82 años y llevaba cerca de 20 días en paradero desconocido. Finalmente, su cuerpo ha sido hallado en las inmediaciones de su residencia en Long Island (Estados Unidos).

Su vinculación al entorno natural del contiene africano le valió la fama, pues además de las fotografías en sí mismas, su forma de tratarlas rompía todos los cánones existentes hasta ese momento. “Fue un artista contemporáneo pionero que se adelantó décadas a su tiempo en sus esfuerzos por hacer sonar la alarma sobre el daño ambiental”, reconoce su familia en un fragmento del comunicado publicado en la página web del fotógrafo. 

A través de su objetivo consiguió mostrar una imagen de África desconocida para muchos en aquella época. Sus largas estancias en la zona, motivo por el que se decidió a comprar una propiedad en Kenia, le permitieron acceder a la realidad de la naturaleza y sus especies, y así conocerlas de primera mano.

Además de su habilidad cámara en mano, o quizá gracias a eso, se rodeó de grandes figuras del arte, la literatura o la música. Eran bien conocidas por la sociedad americana del momento sus fiestas con invitados como los Rolling Stones, Andy Warhol, Francis Bacon, Marylin Monroe o Truman Capote. 

La obra de Beard constituye en cierta manera, la memoria de África del siglo XX. Y, paradójicamente, el autor de aquellas fotografías padecía demencia desde hacía ya algún tiempo.

LA OBRA DE BEARD

La cotización de su obra en vida era alta en subastas. El añadido que caracterizaba a sus fotografías convertía cada una en un objeto de valor único. Dibujos, objetos encontrados, textos manuscritos de los diarios que llevó desde que era niño, o restos de sustancias eran algunos elementos que incorporaba a sus fotografías para crear collares personales. Y ahí estaba su esencia, y lo que hizo tener el gran reconocimiento de que gozaba. 

Uno de los ejemplos de incorporación a una de sus fotografías está en la obra que posee Javier Hidalgo, CEO de Globalia y amigo del fotógrafo. Hidalgo posee una de las piezas de Beard. Se trata de una fotografía de elefantes manchada de sangre. Lo más sorprendente son las dimensiones, algo más de dos metros de ancho.

A partir del mes de mayo, algunas subastas en Italia y Estados Unidos venderán piezas de la colección de Peter Beard. Sin embargo, la repentina muerte del artista norteamericano tendrá cierta influencia en el precio de las mismas, pues subirá su cotización.

Remontándonos a las últimas piezas vendidas del autor, podemos hablar de la subasta de Sotheby’s el pasado 3 de abril. En esta cita se vendió ‘Kansas City, June 1972’ por 14.839 euros, aunque su horquilla de precio estaba entre los 18.548 y los 27.823 euros. Las dimensiones de esta pieza son 59,1 x 40,6 centímetros.

Peter Beard
Kansas City, June 1972

El 14 de noviembre de 2019 salió a subasta también en Sotheby’s, pero en Francia ‘Akayei Lake Rudolf’ de 1965. Las dimensiones de esta fotografía son 10,5 x 14,5 centímetros. Aunque esta pieza no ha encontrado todavía comprador, su precio estimado está entre los 6.000 y los 8.000 euros.

Peter Beard
Akayei Lake Rudolf

PROXIMAS SUBASTAS

La pandemia está retrasando las subastas fijadas para los meses del marzo y abril. Pero en este clima de incertidumbre, algunas casas de subastas mantienen la esperanza de celebrar su sesión de ventas en mayo, junio y julio. Sea como fuere, el próximo 7 de mayo Art-Rite venderá en Italia ‘Cheetah cubs @Woodley’s’.

La fotografía está fechada en 1968. Sus dimensiones de 10,19 x 15,2 centímetros, incluyen pintura y texto. Además de las iniciales del fotógrafo en la esquina inferior derecha. El precio de salida es de 3.800 euros, aunque se espera que el martillo baje por última vez entre los 4.000 y los 6.0000 euros.

Subasta Peter Beard
Cheetah cubs @Woodley’s

La casa de subastas Phillips saca a subasta tres interesantes lotes de Peter Beard el próximo 13 de julio en su sala de Nueva York. ‘Loliondo Lion Charge’ es una de las piezas que data del año 1964. Sus dimensiones son de 10,5 x 14,3 centímetros. Y su precio de venta está estimado entre los 6.410 y los 8.242 euros.

Peter Beard
Loliondo Lion Charge

Una pieza similar también a subasta en la sala neoyorquina es ‘Tsavo, July’, de 1960. Las dimensiones de esta pieza también son de 10,5 x 14,3 centímetros. La técnica utilizada en las dos fotografías citadas es la misma: impresión Polaroid con tinta, a lo que más tarde se añadiría pintura y pintura metálica. El precio de venta estimado de ‘Tsavo, July’ es el mismo que el de ‘Loliondo Lion Charge’, entre los 6.410 y los 8.242 euros. Ambas creaciones de Beard aparecen firmadas, fechadas y tituladas en el anverso.

Otra de las interesantes creaciones de Beard a la venta en la subasta de Phillips es la fotografía de un rinoceronte con un marco de collage. El título que aparece en el catálogo de la casa de subastas es ‘Ruhuti Valley (Aberdare Forest, Kenya), record-class rhino [circa 47″] for The End of the Game’. Es una obra de 1974 que mide 133,4 x 182,9 centímetros.

Ruhuti Valley (Aberdare Forest, Kenya), record-class rhino [circa 47″] for The End of the Game

Previsiblemente, esta magnífica obra saldrá a la venta entre 54.951 y 73.268 euros el próximo 13 de julio en Phillips. La técnica de esta obra es mucho más elaborada, acumula impresión de gelatina de plata con tinta, impresiones de gelatina de plata fijadas, impresiones cromogénicas, impresiones de Polaroid, imágenes de revistas, una pluma estilográfica y sangre aplicada.