pescados

El anisakis es un parásito que aparece en los pescados y se transmite al ser humano. Durante mucho tiempo se ha dicho que se puede prevenir congelando el pescado previamente a su consumo, pero parece ser que esto no es suficiente a veces. Se ha puesto en cuestión el sistema de seguridad que hasta ahora se aplicaba y, según se repite, ampliando el período mínimo de congelación a 5 días frente a las 24 horas recomendadas hasta esa fecha.

Si el pescado congelado contiene anisakis no es porque el sistema ya no funcione o el parásito se haya vuelto resistente, sino porque la congelación ha sido deficiente y no ha seguido las pautas indicadas. Evidentemente, la prevención pasa por no comer la especie de pescado que con seguridad es capaz de contener este parásito y te contamos cuáles son esos para que te cures en salud. Recuerda que no se puede decir con total seguridad que no pueden estar infectados, pero sí es verdad que son los menos propensos a estarlo.

La trucha está entre los pescados que menos anisakis puede contener

pescados

La trucha tiene importantes propiedades nutricionales que son beneficiosas para un buen funcionamiento del organismo.

Es un pescado rico en ácidos grasos omega 3, los cuáles ayudan a prevenir posibles enfermedades del corazón al bajar el colesterol y la hipertensión.

Aporta muy pocas calorías (por cada 100 gramos tiene 90 calorías) y tiene poca grasa. Hay que introducirlos en las dietas de adelgazamiento.

Su contenido en sal es bajo y se recomienda a las personas que padecen de hipertensión arterial. Es aconsejable para los deportistas gracias a su alto contenido en proteínas. Entre sus vitaminas hay que destacar las del grupo A, B1, B2 y B3. No hay que olvidar minerales como el magnesio, el potasio, el hierro, el zinc y el fósforo.