Volkswagen
Foto: Bloomberg.

En los últimos años, las marcas automovilísticas se han dado cuenta de que los clientes quieren vehículos personalizados. Un color diferente, un embellecedor o un distintivo son algunos de los elementos que cada vez tienen una mayor demanda. Sin embargo, este proceso encarece la fabricación de los coches, ya que se alejan de la producción en cadena. Es por esto que Volkswagen apostará por la impresión 3D en la producción en masa de sus automóviles, lo que le permitirá personalizar los diferentes modelos mucho más rápido.

La marca alemana será el primer fabricante automovilístico en utilizar la última tecnología de impresión 3D, llamada HP Metal Jet. Su mayor ventaja radica en que es hasta 50 veces más productiva que otros métodos de impresión tridimensionales, dependiendo del componente. Gracias a su colaboración con el fabricante de impresoras HP y el fabricante de componentes GKN, Volkswagen podrá utilizar esta tecnología para su producción en masa.

Tal como ha señalado la compañía, un vehículo cuenta con entre 6.000 y 8.000 piezas diferentes. Con los antiguos procesos de impresión 3D apenas se podían producir piezas especiales o prototipos. Este nuevo método permitirá la impresión de un “gran número” de piezas sin tener que desarrollar y fabricar las herramientas correspondientes.

Las plantas de vehículos españolas se adaptan al nuevo curso

Tras el parón veraniego, es momento de afrontar la vuelta al trabajo. Los fabricantes de vehículos lo saben y tratan de adaptarse a las...

“La producción automovilística afronta grandes retos, ya que nuestros clientes esperan cada vez más opciones de personalización. Al mismo tiempo, crece la complejidad con la cantidad de nuevos modelos. Por esta razón, confiamos en tecnologías punteras para garantizar una producción fluida y rápida. La impresión 3D juega un papel especialmente importante en la fabricación de piezas individuales”, ha señalado el director de Planificación y Desarrollo de Tecnología de Volkswagen, Martin Goede.

Con este avance, Volkswagen podrá producir partes de diseño individualizadas, como inscripciones en el portón trasero, pomos del cambio de marchas especiales o llaves con inscripciones personalizadas, sin que suponga una gran labor o esfuerzo. A pesar de que Goede ha destacado que a corto plazo no es probable que una impresora 3D pueda producir un vehículo completo, ha asegurado que el número y el tamaño de las piezas realizadas por este método se va a incrementar “de forma significativa”.

MINI YOURS CUSTOMISED

Por su parte, la marca británica Mini, perteneciente al grupo BMW, también está utilizando la impresión 3D para ‘customizar’ sus vehículos. Con Mini Yours Customised, los clientes pueden personalizar elementos como las molduras de los intermitentes laterales, las molduras para el salpicadero en el lado del acompañante, las molduras de entrada LED y los proyectores LED para las puertas.

Los propietarios de un Mini pueden seleccionar, diseñar y pedir piezas a través de una tienda online. Una vez encargados, los productos individualizados se fabrican mediante la impresión 3D o los grabados láser.

Los propios clientes pueden colocar la nueva pieza en su vehículo o acudir a un concesionario para su montaje. Además, esta operación se puede realizar en más de una ocasión.

Mini

GRUPO VOLKSWAGEN TAMBIÉN INVESTIGA CON AUDI

La marca Volkswagen no es la única del consorcio alemán que está tratando de personalizar de forma más rentable sus automóviles. Desde hace unos meses, Audi está probando en su planta de Ingolstadt un nuevo proceso de pintura más eficiente. Con él, podrá pintar superficies específicas de la carrocería de un color diferente.

Hasta ahora, para aplicar un color de contraste por el método de pulverización había que cubrir una de las partes para pintarla después en un segundo proceso. Con el nuevo método que está ensayando Audi, un robot mide el cordón de soldadura láser entre el techo y el marco de los paneles laterales antes de pintar cada carrocería. Tras este proceso, un aplicador especial se encarga de pulverizar la pintura con precisión milimétrica.

Este método aplica la pintura sin producir ningún tipo de niebla durante la pulverización, lo que ahorra tiempo y material. Con él, Audi ofrecerá a sus clientes a partir del año que viene más posibilidades de personalización.

Comentarios