pellets-plastico-reciclado-carton

En línea con su compromiso medioambiental, Pellets Asturias ha decidido reducir plástico nuevo y emplear en su lugar un material reciclado para empaquetar y distribuir sus pellets. El pellet de restos de madera es el formato de biomasa para usos térmicos –calefacción- más empleado en el ámbito doméstico. De ahí la necesidad de encontrar materiales respetuosos con el medio ambiente para envasar y comercializar un biocombustible neutro en emisiones de CO2. En Italia, uno de los países de mayor producción de biomasa derivada de la gestión forestal sostenible, los consumidores tendrán la opción de acceder a pellets en cajas de cartón, por iniciativa de Stora Enso.

Ambas iniciativas responden al propósito de limitar el uso masivo de plástico y fomentar el empleo de materiales con un posterior reciclaje o reutilización, como el cartón. En el caso de Pellets Asturias acaba de anunciar que comienza a utilizar un nuevo envase para el formato de saco de 15 kg de pellet elaborado con más de un 60% de plástico reciclado. De esta manera, la planta de pellets asturiana hace una nueva aportación en la lucha contra el cambio climático y en favor de la sostenibilidad.

vinedo-sarmiento-energia-bodegas

El viñedo español desperdicia energía del sarmiento equivalente a 800 M€

Cada año el extenso viñedo español genera millones de toneladas de sarmientos que acaban, en su mayoría, quemados en el campo para...

La planta produjo 35.000 toneladas de pellet en 2019, lo que en sacos de 15 kg equivale a 2,3 millones de bolsas de plástico. Si una bolsa de plástico de 15 kg de capacidad tiene un peso de 50 gr, y por cada kilogramo de plástico que se recicla, se evita la emisión de 1,5 kg de CO2, la fábrica de Tineo dejará de emitir más 100 toneladas al año con el cambio de material.

Otra de las iniciativas en el sector de la biomasa para reducir el consumo global de plásticos llega de la mano de la multinacional productora de celulosa y papel, con base en Finlandia, Stora Enso. El formato de caja Premium –de cartón 100% reciclable- ofrece además un manejo y un almacenamiento más sencillos de los pellets.

El país de lanzamiento de este nuevo formato será Italia, el mayor mercado de calefacción con pellets de Europa. Durante uno o dos años se recogerán las impresiones y comentarios de los clientes para recopilar sugerencias de mejora y terminar así de definir el producto antes de introducirlo de forma gradual en otros mercados europeos.

Según Joachim Colliander, vicepresidente y director de la línea comercial Stora Enso Pellet, “el objetivo es diversificar nuestra base de clientes y contribuir a la reducción del consumo global de plásticos”.

La compañía ha decidido introducir el producto en Italia porque es líder en reciclaje, con una tasa del 77% de residuos reciclados, y su población muestra sensibilidad y motivación por adoptar un estilo de vida sostenible y utilizar fuentes de energía renovables. “Creemos que es un mercado que apreciará tanto el aspecto material como la sostenibilidad del envase”, explica Colliander.

El desarrollo del nuevo formato se ha realizado siguiendo un proceso de diseño centrado en el usuario. De esta forma, la compañía ha obtenido una caja de menor capacidad -12 kg en lugar de los 15 kg de una bolsa estándar-“más fácil de llevar a casa desde la tienda, más fácil de verter en el depósito de la estufa y más fácil de almacenar en casa”, explica Marion LeRoy-Loikala, directora de producto en la sección de pellets de Stora Enso.

LeRoy-Loikala considera que el nuevo producto es más sostenible: “nuestro combustible renovable para calefacción ahora también se suministra en envases que pueden reutilizarse o reciclarse después de su uso”.