Rajoy

Hace ya tiempo que la campaña para las elecciones primarias socialistas ha dado comienzo, al menos en Twitter. En merca2.es, junto con la consultoría de análisis de redes sociales Network Outsight hemos estado monitorizando las interpelaciones y alusiones en Twitter hacia Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López, además de la actividad en hashtags como #consusanaganamos, #estamosconpedro o #conpatxiganamostodos. Entre el 6 y el 20 de marzo, se han capturado un total de 415.119 mensajes emitidos por 58.965 cuentas de Twitter.

Pedro Sánchez es, de largo, el candidato más mencionado en Twitter, habiendo recibido un total de 169.207 interpelaciones directas hacia su cuenta. En segundo lugar, Susana Díaz ha recibido un total de 77.760 interpelaciones directas, y Patxi López, 22.872. Confundir el volumen de menciones recibidas en Twitter con una estimación de intención de voto sería un error de principiantes que aquí no estamos dispuestos a cometer; sin embargo, lo que los datos sí sugieren es que el votante de Sánchez está significativamente más movilizado que el de Díaz o el de López.

Pero los datos capturados nos cuentan unas cuantas cosas más sobre la precampaña. Su naturaleza “enredada” (A menciona a B, B a C, C a A y a D, etcétera) nos permite representarlos a modo de grafo de red, en el que cada nodo representa una cuenta de Twitter y cada arista una mención entre las mismas cuentas. Este tipo de representación nos permite detectar aspectos estructurales que suelen pasar desapercibidos cuando observamos los tuits de manera directa, sin mediación científico-técnica.

La detección comunitaria es una de las funciones más interesantes del análisis de redes sociales. En los datos capturados, hemos podido hallar tres comunidades distintas lideradas por los tres candidatos. Los nodos del siguiente grafo han sido coloreados en función de su comunidad de pertenencia, y los colores se han elegido aleatoriamente.

En el grafo no figura la comunidad más grande de las halladas, con el 29,95% de los nodos, liderada por usuarios cómicos y satíricos como @eljueves, @norcoreano o @gerardotc, aunque el hecho de que sean la comunidad más numerosa dé que pensar… Tampoco figura una comunidad que aglutina el 9,75% de los nodos, en la que destacan las cuentas de Pablo Iglesias, Albert Rivera, María Dolores de Cospedal o Miquel Iceta, ni una comunidad aglutinadora del 2,85% de los nodos liderada por medios como @elconfidencial, @eldiarioes, @publico_es, @okdiario o @libertaddigital. Se trata de comunidades colaterales, cuyas relaciones mantenidas con los tres candidatos merecerían un artículo diferenciado.

Ya hemos visto que Pedro Sánchez es el candidato más mencionado. Sin embargo, Susana Díaz es la candidata con una comunidad más grande en Twitter, aglutinadora del 26,57% de los nodos, en la que comparte liderazgo con otras cuentas como @psoe, @psoedeandalucia, @juntainforma, e incluso con Mariano Rajoy, interpelado 2.270 veces en la conversación. La candidata andaluza lidera una macrocomunidad centralizada en términos de recepción de menciones (66% de centralización) pero descentralizada en su emisión (3%): ello describe un panorama donde muchos usuarios interpelan a muy pocos.

¿El papel de los bots?

La comunidad de Pedro Sánchez es significativamente más pequeña que la de Susana Díaz, al reunir el 16,24% de los nodos del grafo. El segundo nodo en importancia en esta comunidad es el guipuzcoano Odón Elorza, pero con una diferencia de más de 160.000 menciones. No en vano, la naranja es la comunidad más centralizada del grafo en la recepción de menciones (80%), y también en su emisión (8%). Siguen habiendo muchos emisores, pero destacan más de 7 cuentas que han emitido más de 3.000 menciones en 15 días. Nadie lo ha hecho en las comunidades lideradas por Susana Díaz ni Patxi López—ello abre la puerta a hablar del papel de los “bots” automáticos en dichas conversaciones, pero lo dejaremos para otra ocasión.

Patxi López parece ser el candidato peor posicionado, tanto en términos del volumen de menciones recibidas como por el tamaño de la comunidad liderada por él, que implica el 10,99% de los nodos del grafo. La del vasco es la comunidad más descentralizada en la recepción de menciones (56% de centralización), y ostenta una cifra intermedia en términos de emisión de menciones (5%). El papel de cuentas como la de Gabriel Rufián en la comunidad denota su tono agridulce para López y el socialismo, sugiriendo gran presencia de usuarios críticos en las comunidades.

Un tercer elemento para el análisis lo arroja el análisis de sentimiento cruzado con las pruebas de detección comunitaria anteriores. En la siguiente tabla podemos observar la diferencia entre el porcentaje de mensajes positivos y negativos hacia cada candidato en cada comunidad:

Comunidad morada Comunidad naranja Comunidad verde
Susana Díaz 0.8 -1 0
Pedro Sánchez -0.3 3.3 1.4
Patxi López -2.4 -1.3 0.2

 

Susana Díaz está bien valorada en la comunidad liderada por ella misma, y valorada de forma neutral (es decir, hay tantas valoraciones positivas como negativas) en la comunidad liderada por Patxi López; la valoran mal en la comunidad liderada por Pedro Sánchez con una intensidad notable aunque, como veremos, no es la que se ve más perjudicada.

Pedro Sánchez está muy bien valorado—el que mejor—en su propia comunidad, y también en la liderada por Patxi López, lo cual sugiere que se trata la verde de una comunidad incómoda para su líder putativo, con importantes cifras de detractores que lo interpelan en un sentido negativo. A Sánchez se lo valora mal en la comunidad liderada por Díaz, pero mejor que a Díaz en la liderada por Sánchez.

Finalmente, Patxi López es el candidato peor valorado, sobre todo entre los nodos de la comunidad morada. En la liderada por él mismo, la diferencia entre valoraciones malas y buenas es favorable para López pero con muy poco margen, lo cual viene a verificar la presencia de elementos críticos que ya anunciaba la importancia de Rufián.

En resumen, los datos relatan estrategias distintas emprendidas por los candidatos: la de Pedro Sánchez pasa por capitalizar el descontento y la mayor energía activista posible, movilizando a sus partidarios en el medio mediante múltiples hashtags y eslóganes: #granadaconpedro, #cádizconpedro, #ourenseconpedro, #ceutaconpedro… La de Susana Díaz, por capitalizar su centralidad partidaria y “vecindad” con la misma cuenta del partido (@psoe), además de su posición institucional autonómica. La estrategia de Patxi López, que parece no haber empezado todavía en Twitter, deberá consistir lógicamente en ocupar una posición estructural mediadora entre las comunidades lideradas por Díaz y Sánchez, objetivo que por ahora parece lejos de materializarse, al estar su comunidad significativamente más vinculada a la liderada por Díaz que por Sánchez.

Comentarios