pavones FCC reforma Bernabéu

Fue el santo y seña de Florentino Pérez durante su primera etapa en el Real Madrid: los ‘zidanes’, grandes estrellas a nivel mundial fichadas a golpe de talonario (Zidane, Figo, Beckham…); y los ‘pavones’, jugadores de la cantera cuyos emolumentos no se acercaban, ni por asomo, a los de los primeros. Ahora, el presidente del club merengue tiene en las obras del Santiago Bernabéu, ejecutadas por FCC, otros jugadores a los que se puede aplicar la misma filosofía.

El ‘zidane’, como no podía ser de otra manera, es FCC. La empresa bajo la batuta de Carlos Slim fue la adjudicataria de la reforma frente a otras ‘estrellas’ como Ferrovial, Grupo San José, y Acciona. En los seis primeros meses de 2020, FCC obtuvo unos ingresos de 2.822 millones de euros, un Ebitda de 434 millones, y un beneficio neto de 75,9 millones de euros. Casi 60.000 personas conforman su plantilla. ¿Y los ‘pavones’?

Un particular ejército de empresas está haciendo posible la reforma del Bernabéu. Ni su antigüedad, ni su tamaño, ni sus ingresos, son comparables con FCC. Pero, sin ellos, y al igual que sucedió con los también denominados como ‘galácticos’, no se podría alcanzar el título. Un trabajo en equipo cuyo fin es hacer del feudo merengue un icono moderno de la capital.

EL EQUIPO DE FCC

A diario, en el Santiago Bernabéu, una pléyade de obreros hace posible que la reforma del estadio avance. De media, 350. En los picos más altos, unas 500 personas. Y algunas de ellas forman parte de los denominados como ‘pavones’. Por poner algunos ejemplos, ahí caben Grúas Aguilar, Transgruma, Eurogrúas 2000, Horta Coslada, Cimentalia o Mahorsa, entre otros. Sus plantillas abarcan una horquilla que va de de entre 50 a 150 empleados.

Son compañías que no tienen los 120 años de historia de FCC. Pero sí tienen experiencia e historias curiosas tras de sí. Por ejemplo, Grúas Aguilar ha aportado su particular grano de arena en la actual crisis del covid-19. En la isla de Mallorca, llevó a cabo la colocación y logística para el montaje de varios puntos de test rápidos.

En el caso de Cimentalia, esta compañía con sede en Guadalajara, fue la encargada de llevar a cabo los pozos verticales que permitieron llegar hasta el cuerpo del niño Julen en Málaga. O Eurogrúas 2000, un grupo de seis empresas de Andalucía y Murcia, algunas de ellas fundada en los años 60 del pasado siglo XX, que decidieron hacer bueno el lema de los mosqueteros para ganar peso en el mercado.

EXPERIENCIA

FCC ya ha trabajado con algunas de estas empresas en el pasado. Es el caso de Cimentalia. Las obras, aunque sean reformas, se empiezan por los cimientos. Y esta firma ha sido la encargada de cimentar las nuevas torres así como el túnel logístico. Sus ventas en el año 2018, recogidas por Insigth View, muestras unas ventas de 9,67 millones de euros (un 26,3% más respecto al año anterior), y un resultado negativo de 409.863 euros. Su fondo de maniobra, cuyo control es importante para garantizar la liquidez y solvencia a corto plazo, es de 2,17 millones de euros. La deuda a corto plazo aumentó un 115% hasta los 5,91 millones de euros.

Una de las empresas encargas del hormigón es Mahorsa. Hay que tener en cuenta que FCC también cuenta con su propia división de áridos. Sus ventas crecieron en 2019 un 18,8%, llegando a los 27,82 millones de euros. Su resultado también creció, en este caso, un 26,6%, para situarse en 2,68 millones. Y el fondo de maniobra fue de 12,5 millones.

FCC grúas cubierta Bernabéu
Foto: Merca2

Si damos el salto hasta el ‘tejado’, es decir, hasta lo que será la nueva cubierta retráctil del Bernabéu, ahí la protagonista es Horta Coslada. Se puede decir aquello de que es un clásico en el feudo merengue. Fue en 2003 cuando construyó las cerchas (al igual que está haciendo ahora) en la anterior ampliación. También fue ‘fichada’ por FCC para la construcción del Wanda Metropolitano.

Horta Coslada vio descender sus ventas en 2018, según Insigth View. En concreto, un 16,2% respecto al año anterior para situarse en 26,24 millones de euros. Su resultado fue positivo (1,04 millones), aunque también descendió de manera significativa: un 47%. Por el contrario, su margen de maniobra creció un 22,4%, para quedar en 5,98 millones.

CUESTIÓN DE GRÚAS

Para que esas cerchas sean una realidad, se necesitan grúas que las coloquen en el punto adecuado. Y ahí FCC cuenta con un variado equipo: Grúas Aguilar, Eurogrúas 2000, Transgruma…

Las tres vieron incrementar sus resultados en 2018. En concreto, Grúas Aguilar lo hizo un 25,5%, para situar sus ventas en 17,37 millones de euros. En el caso de Transgruma, el porcentaje fue mayor (42,9%), y las ventas se quedaron en 6,27 millones.  Eurogrúas 2000, por su parte, creció un 11,4%, hasta los 5,59 millones de euros.

Ferrovial recuperación márgenes construcción

Ferrovial registra una notable recuperación de márgenes en Construcción

Desigual. Así calificó Ferrovial el impacto de la pandemia durante el primer semestre en la división de Construcción. Y todo porque mientras que en...

Según Insigth View, el resultado de Grúas Aguilar fue de 488.586 euros; el de Transgruma llegó a los 767.260 euros; y el de Eurogrúas 2000, hasta los 916.900 euros. Sus ratios de solvencia, liquidez y tesorería suelen estar por encima de la media del sector. Y, en algunos casos, el endeudamiento, por debajo. Todo un ‘dream team’, el conformado por estos ‘pavones’ y su ‘zidane’ FCC, que en un par de años verán que el Bernabéu será un nuevo ‘título’ en sus vitrinas.