Paula Echevarría, Susanna Griso, Isabel Pantoja y muchas otras famosas más han tenido que ver las dos caras de la moneda. Todas tienen algo en común, son mujeres mediáticas y seguidas por millones de personas. En ocasiones, el dinero, el poder y la fama están reñidos con la felicidad completa.

Desde siempre se ha tendido a idolatrar a figuras inalcanzables y a veces se convierten en amores platónicos. El problema está cuando se cruza la línea de la idolatría y se vuelve obsesión. Hay quien no se da cuenta que los famosos que ven en la televisión son personas de carne y hueso que tienen una vida detrás del espectáculo, que sienten y padecen igual que cualquiera de nosotros.

Obsesionarte con otro, ya sea famoso o no, puede hacer que la vida de esa persona se vuelva un infierno del día a la mañana y que llegues a tener miedo por tu vida o por la de tus familiares. Eso mismo es lo que les ha sucedido a todas las mujeres que verás a continuación.

Sara Casasnovas

Sara Casasnovas

Otra famosa que lo ha pasado realmente mal por culpa de un demente obsesionado fue Sara Casasnovas. Un hombre se obsesionó con ella y al no sentirse correspondido decidió tomarse la justicia por su mano.

A la salida del Teatro Reina Victoria de Madrid en el 2009, Arndt Meyer, esperaba a la gallega Sara Casasnovas para asesinarla. El arma elegida fue una ballesta que disparó sin lograr dar en el blanco.

En esta ocasión, la obsesión de Arndt pudo acabar con la vida de la actriz. El agresor fue atrapado gracias a la intervención de amigos de la joven y fue condenado a ocho años de prisión. No obstante, funcionarios de prisiones que han estado con el interno le quitaron un álbum de fotografías de Sara y de ocho caras famosas más.

Tanto Paula Echevarría, Susanna Griso, Isabel Pantoja y muchas otras siguen sufriendo a diario el acoso de alguien de su entorno por el simple hecho de ser mujer.