Pau Gasol: una leyenda ¿con un final de oro?

Los cuervos, como cuervos que son, se arremolinan estas semanas en torno a la figura de Pau Gasol para preguntar por su retirada, su lesión, por el final de su carrera… y es que no está siendo un buen año para el pivot catalán. A estas alturas de temporada solo ha jugado 7 partidos en los que apenas ha promediado tres canastas por encuentro. Una fractura por estrés en su pie izquierdo tiene la culpa.

Eso, y quizá también los 38 tacos con los que cerrará el año. Pero es Pau. Desde hace semanas trabaja en su vuelta, y se espera que dentro de muy poco el jugador de los Spurs pueda volver a la cancha para ayudar a sus compañeros.

En cuanto a esa posibilidad de retirada anticipada, parece poco probable. Primero porque todavía le resta un año de contrato. Y es que Pau Gasol tiene firmado con los Spurs hasta 2019/20 a razón de 16 M$ por año. Y segundo, y casi más importante, porque el próximo verano hay MundoBasket y el mayor de los Gasol debe estar presente.

Todavía ni ha confirmado, ni ha desmentido su presencia. Simplemente se ha limitado a señalar que si físicamente está bien, para él sería un orgullo volver a representar al equipo en una cita internacional. Una, esta vez sí, que sería su última competición a nivel de selecciones. Y es que la edad no perdona, y pocos jugadores a lo largo de la historia han conseguido llegar casi a los 40 años sanos y en plena forma. Pero la selección es la selección. Su hogar, donde más grande ha sido. Donde mejor ha competido. Y la ocasión, bien merece un último baile.

CHINA, Y DESPUÉS QUE SEA LO QUE SEA

El próximo 31 de agosto se alzará la bola en China para disputarse el MundoBasket. El camino de España no ha sido sencillo. Con la genial idea de la Fiba y sus ventanas de clasificación en las que no han podido jugar las estrellas de la NBA (ni la EuroLeague), han tenido que batirse los jugadores españoles que no tienen competiciones internacionales.

Ahora, lo previsible, es que Scariolo tire de los NBA

El conjunto entrenado por Sergio Scariolo ha estado a la altura. Con actuaciones sobresalientes de los veteranos Fran Vázquez, Quino Colom, Alber Oliver; o los jóvenes Jaime Fernández y Darío Brizuela, en diferentes momentos de las eliminatorias, ha dejado a España en posición de salida.

Ahora, lo previsible, es que Scariolo tire de los NBA, como los hermanos Hernagómez, Ricky Rubio, Marc Gasol; uno de los dos “no nacidos” en suelo español: Mirotic o Ibaka; y ¿Pau Gasol?

Con semejante equipo es probable que Pau sienta la “obligación” de echarse un último baile. Han pasado 13 años desde que el equipo ganara el oro en el MundoBasket de Japón. Una traicionera lesión dejó a Gasol si su final, y aunque todo el mundo sabe que el pivot catalán ha sido la clave fundamental en estas casi dos décadas prodigiosas de títulos y medallas, falta esa final.

La empresa no es sencilla. Estados Unidos tiene pensado volver a contar con sus estrellas. Australia cada día tiene más arsenal. Serbia se ha reconfigurado de nuevo como un aspirante a todo. Por lo tanto, el nivel volverá a estar en lo más alto. Aunque siempre depende de la flexibilidad que tenga la NBA para dejar marchar a los jugadores antes de la temporada.

Ante este panorama, y cuando Pau Gasol descuenta los días que le quedan en la élite, todo hace indicar que si el catalán está físicamente bien, estará en China. Lo bueno, pese al sofocón de esta temporada, es que llegará más fresco que otros años. Por un lado jugará menos minutos; y encima es posible que su equipo no entre en playoffs, por lo que acabaría antes.

Así pues, habrá que cruzar los dedos. Que recupere bien de la lesión y podamos ver al mayor de los Gasol con un oro colgado al cuello.