Palacio Real Madrid

Patrimonio Nacional tenía dos objetivos claros para 2020, y va camino de cumplirlos a la mayor brevedad. Más visitantes y más recaudación. El plazo para cumplir estos y otros retos termina en 2021, que es el marco temporal que fija su Plan de Actuación (2017-2021). Además, Patrimonio vive una carrera contrarreloj por la apertura del Museo de las Colecciones Reales, que está prevista para 2020 y eleva las expectativas de crecimiento, tanto económico como de visitas, de Patrimonio Nacional para este año.

Desde 2014, el número de visitantes de los Reales Sitios crece progresivamente y, en cuanto a la recaudación, desde la institución hacen lo posible para elevar la cantidad de ingreso por entrada. “Entre el 2017 y 2021 se plantea el objetivo de alcanzar 1,5 millones más de visitantes en 2020, con un incremento de ingresos por entradas de 5,5 millones de euros en ese año”, reza el Plan de Actuación de Patrimonio Nacional. Para lograr estos retos, desde la institución ya se pusieron manos a la obra con el aumento de los precios de las entradas de algunos de sus emplazamientos.

El precio de las entradas del Palacio Real y de San Lorenzo del Escorial sufrieron un aumento de un euro en 2019. Desde Patrimonio Nacional aclaran que ese ajuste en el precio de las entradas de ambas residencias corresponde a una resolución de precio público. Sin embargo, es evidente que ayuda a elevar la recaudación de sus Reales Sitios. En el caso del Palacio Real, la subida en el precio afecta a la entrada conjunta (salones, exposición temporal, Armería y Cocinas) y fija el precio en 17 euros. San Lorenzo de El Escorial eleva el precio de acceso hasta los 12 euros.

Aumentar el número de visitantes es el otro gran empeño de Patrimonio para este año, ya que, pretenden superar en más de un millón y medio la cifra registrada el año anterior. El 2019 terminó con récord de más de 5,6 millones de visitantes a las instalaciones de Patrimonio Nacional. Además, resulta “fundamental” la consecución de ambos objetivos para financiar el conjunto del Patrimonio Nacional, sin que, para la apertura del nuevo Museo de las Colecciones Reales, sea necesario sustraer parte del presupuesto destinado al mantenimiento del resto de propiedades.

EL NUEVO MUSEO DE PATRIMONIO NACIONAL

El Museo de Colecciones Reales es algo así como la joya de la corona de Patrimonio Nacional, y se espera que se cumplan los plazos para inaugurarlo este año. Este proyecto se inició en 1998 y tras años de inversión por parte de Patrimonio, por fin, el trabajo dará sus frutos este 2020. Este espacio se espera que sea “el escenario más visible de la riqueza y diversidad de las Colecciones Reales, así como de la difusión de la red de Reales Sitios y Patronatos”.

Además de la reordenación de tarifas, se producirá una reordenación de itinerarios. Esta medida afectará al Palacio de la Almudaina, el Monasterio de Yuste y el Palacio Real de Riofrío. En el caso del Monasterio de Yuste se acometerán cambios relativos al acceso al jardín; mientras que, los cambios en Riofrío todavía tardarán en llegar unos meses.