Ferreras e Iglesias son dos de los protagonistas de la campaña.

El PSOE se relame ante el 26-M pese a que el señuelo de Vox ha perdido fuerza. Pedro Sánchez ha vetado a Iglesias, se ha lamentado por el veto del independentismo a Iceta y se ha felicitado por la detención de Josu Ternera, triple suceso que le sitúa en el centro y le aleja de Podemos, ERC y Bildu. La campaña, como ven, le está saliendo a pedir de boca.

Peor le va al centro-derecha, desnortado tras la hecatombe del 28-A. Pablo Casado tiene dificultades para saber qué falló, Albert Rivera se postula como jefe de la oposición y Santiago Abascal pierde sitio mediático.

Su hueco lo están ocupando Manuela Carmena, que ha conseguido congregar en torno a ella a varios artistas de la izquierda pop menos reivindicativa; Begoña Villacís, que sufrió una pitada en la campa de San Isidro; o Isabel Díaz Ayuso, que no deja de coleccionar titulares nefastos para el PP.

Los medios lo ven a su manera: La Razón masajea a Casado, El País ahora quiere a Sánchez, El Periódico mima a Colau y Federico Jiménez Losantos se enfada con Vox después de haber contribuido a cebar su crecimiento.

Cada vez que Losantos lidera una operación mediática pierde la derecha: el PP salió derrotado de las generales de 2008 cuando el turolense marcaba el guión de Génova 13 y once años después el giro a la derecha de Casado se ha saldado con tortazo en las urnas.

Más relajados parecen Pablo Iglesias y Antonio García Ferreras, que se cruzan zascas. El líder de Podemos afeó hace dos meses a la estrella de La Sexta que mantenga como tertuliano a Inda, hace tres semanas pidió vacaciones para los reporteros de la cadena y la pasada semana bromeó sobre un hipotético encuentro en un ascensor entre el presentador de ‘Al rojo vivo’ y Losantos.

LAS ESTRELLAS DE LA CAMPAÑA

El PP no está teniendo suerte con sus fichajes: los memes de la campaña de las generales los protagonizaron Adolfo Suárez Illana, Cayetana Álvarez de Toledo o Juan José Cortés y los de las autonómicas son pasto de Isabel Díaz Ayuso, que se siente víctima. Quizás de sus propias palabras.

campaña
Isabel Díaz Ayuso, una de las protagonistas de la campaña.

Pablo Iglesias por su parte no sabe dónde meterse por su divorcio de Manuela Carmena. El secretario general de Podemos se volcará en la campaña de Ada Colau, que no lo tendrá fácil para revalidar su cargo.

En Ciudadanos se frotan las manos: pueden gobernar varias comunidades autónomas y romper la hegemonía del PP en el centro-derecha tras casi cuatro décadas. Rivera, encantado de conocerse, aparece más en la prensa rosa que en la política.

¿Y Vox? Lo mismo se marcan un chotis que a Ortega Smith le pitan los oídos por sus palabras en el pasado sobre José Antonio Primo de Rivera. Santiago Abascal al menos ha hecho propósito de enmienda sobre su política mediática, entre el veto y la bronca hasta el mes pasado.

ANÉCDOTAS

Antonio Burgos recordó que en una cuadrilla sevillana de antes de la Guerra estaban muy preocupados porque uno de sus integrantes iba a ser candidato a la alcaldía hispalense. “Hasta ahora solo nosotros sabíamos que era tonto. Ahora lo va a saber Sevilla entero”.

La campaña electoral es una incómoda lupa para algunos personajes que no se han acostumbrado a leerse su propio programa electoral o que no aceptan ceñirse al guión que les marcan sus jefes de campaña.

PREVISIONES

El PSOE puede recuperar tras varias décadas la Comunidad de Madrid de la mano de Ángel Gabilondo, que debería pactar con Unidas Podemos e Íñigo Errejón para desalojar al centro-derecha del poder.

Más fácil lo tendrán los socialistas en Asturias, les tocará pelear por Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón, y no tienen demasiadas opciones en La Rioja, Castilla y León o la Región de Murcia si no atan un pacto con Rivera que a día de hoy parece utópico.

En las grandes ciudades hay varios empates técnicos en los sondeos: la batalla de la capital se presenta cruenta, con Carmena favorita para ganar. Pero el centro-derecha tiene serias opciones de arrebatarle la vara de mando.

Podría hacerlo tras haber aparcado su discurso sobre el tema catalán, que ha perdido peso en los medios de comunicación por hartazgo y por su ineficacia electoral. Ahora un mosaico de temas ha ocupado su sitio.

ALTERNATIVAS

En el universo paralelo de Mediaset no se han debido de enterar de las elecciones porque ‘Supervivientes’ lo inunda todo. Y es que Isabel Pantoja tiene más tirón mediático que Pedro Sánchez, pese a quien pese.

campaña
Isabel Pantoja tiene más tirón que Sánchez.

Peor alternativa parece el fútbol: este año no hay Mundial masculino, los fans del Real Madrid se hacen cruces por la colección de tropiezos y a los del Barça se les ha borrado la sonrisa por la debacle de Anfield.