conducir hielo carretera

Pronto llega el frío y eso quiere decir que dentro de poco te encontrarás con alguna circunstancia adversa para conducir, como el hielo en la carretera. Todo esto es un peligro y algo que debemos tener muy en cuenta si queremos evitar un accidente.

Además de ponerle a nuestro vehículo unos neumáticos de invierno adecuados, es necesario tomar otra serie de precauciones para llegar a nuestro destino sin sufrir ningún altercado. Se puede conducir con niebla, con lluvia y también con hielo sin temor a que el coche se salga de la carretera siempre que se tengan en cuenta algunos consejos que debemos aplicar.

Si vas a moverte por carretera en la época de invierno, deberás extremar la precaución y conocer algunos pasos necesarios para no llevarte ningún disgusto. Las circunstancias atmosféricas adversas son muy comunes. Además, en muchas ocasiones aparecerán de forma espontánea. Prácticamente sin previo aviso.

Debes conducir suavemente si hay hielo en la carretera

hielo en la carretera

En el caso de que nos encontremos hielo en la carretera, deberemos reducir la velocidad. Además, es mejor conducir de forma suave.

Esto es así debido a que los movimientos bruscos son uno de los principales enemigos en el caso de que nos encontremos hielo en el asfalto. La manera correcta de proceder es ir reduciendo la velocidad conforme vayamos llegando a la zona que se encuentra congelada.

Durante todo el proceso, lo ideal es no mover el volante ni pisar ninguno de los frenos. Es decir, no tocar ni el freno ni el acelerador, y dejar que sea el propio coche el que se deslice solo sobre la placa congelada.