posicionamiento web

Internet ha revolucionado nuestra forma de comunicarnos e incluso de hacer negocios, abriéndonos las puertas a poder comercializar productos y servicios en cualquier lugar del mundo sin tan siquiera movernos de casa. Esto explica que cada vez sean más las personas que se animan a tener su propio negocio online, ya sea para convertirlo en su medio de vida o para obtener unos ingresos extras que complementen lo que ganan con otro trabajo.

Aunque solemos pensar que sabemos mucho sobre el mundo digital, lo cierto es que los conocimientos de la mayoría de las personas con respecto a este tema son bastante más limitados de lo que cabría imaginar. Por eso, antes de poner en marcha un negocio digital conviene tener unas nociones básicas sobre cómo empezar a conseguir su posicionamiento.

¿Qué es el posicionamiento web de un negocio online?

Hay cientos de tiendas online, blogs y webs de afiliados que tienen un volumen alto de ingresos cada mes. Lo que no vemos de ellas es todo el trabajo que hay detrás y es que, al contrario de lo que mucha gente piensa, no basta con hacer una página para empezar a ganar dinero, hay que trabajar en su posicionamiento.

Hoy en día la mayor parte de las personas que necesitan información acuden a un buscador de Internet. En el caso de Europa el más utilizado es Google. Esto ya nos deja ver que si queremos que alguien encuentre nuestro negocio online vamos a tener que aparecer en los resultados de Google.

Pero no basta con aparecer, tenemos que posicionarnos bien. Es decir, conseguir que nuestra web esté en los primeros resultados que se les muestran a los usuarios, ya que en la mayoría de los casos no se suele consultar más allá de la primera página de Google.

Por tanto, el posicionamiento son todas aquellas acciones que vamos a llevar a cabo dentro y fuera de la página web y que van a ayudar a que se sitúe en la primera página de resultados de búsqueda de Google cuando los usuarios busquen unas palabras concretas.

optimizacion negocio online

Optimización on page de tu negocio online

En primer lugar vamos a tener que trabajar en el contenido de la web para ayudar a que esta sea más valorada por Google y por los usuarios.

El contenido es uno de los puntos más importantes para trabajar el SEO. La web debe contar con textos que aporten valor al usuario y que hagan un uso inteligente de las palabras clave. Por supuesto, debe tratarse siempre de contenido totalmente original.

Esto le gusta mucho a Google, pero también a los usuarios, y a ellos no debes perderlos de vista nunca. Si has posicionado bien la página y recibes una visita, pero resulta que ese usuario no encuentra lo que busca y se va rápidamente, estás aumentando tu tasa de rebote, lo que afectará negativamente al posicionamiento.

Por eso, a la hora de crear contenido debes pensar en el SEO pero principalmente en el usuario, porque si a él no le gusta ese contenido Google lo acabará detectando.

Por otro lado, tienes que cuidar muy bien el diseño de la web y su navegabilidad. Procurar que cualquier visitante pueda moverse cómodamente por ella y encontrar lo que necesita sin necesidad de complicarse la vida.

Usar títulos, cabeceras, negritas, enlaces o crear secciones y subsecciones no solo mejora el posicionamiento SEO sino que además hace que la web sea mucho más fácil de utilizar y que los visitantes pasen más tiempo en ella, lo que te hará ganar puntos de cara a Google.

Procura también que la web sea lo más ligera posible y cargue rápido. Si no lo hace, el usuario tendrá problemas para acceder y se marchará rápidamente, lo que hará aumentar la tasa de rebote.

Por último, no te olvides del diseño responsable. Tanto si tienes una tienda online, como una web corporativa o un blog, es importante que el contenido se vea bien en cualquier tipo de pantalla.

negocio online de exito

Optimización off page de tu web

Con este nombre hacemos referencia al conjunto de acciones que realizamos fuera de la página web para darle popularidad a nuestro negocio online y mejorar su posicionamiento. Lo que buscamos es principalmente conseguir links y recomendaciones.

Para ello van a ser de gran utilidad las redes sociales. Como profesional puedes darte a conocer en LinkedIn, en Facebook, en TikTok y en cualquier canal social en el que tu público potencial esté presente.

También puedes desarrollar estrategias para conseguir enlaces desde otras webs de referencia en tu sector, como publicar notas de prensa en medios especializados o hacer un guest post (un artículo como invitado en un blog de una web relacionada con tu sector en el que pongas un enlace hasta tu site).

Si tienes algo más de presupuesto puedes trabajar otras formas de marketing como contratar a influencers para que recomienden tus productos o servicios.

negocios

Posicionar tu negocio online no es rápido ni sencillo

Poner en marcha un negocio online es algo más fácil que un negocio tradicional, pero eso no quiere decir que puedas obtener rentabilidad desde el primer día o que el esfuerzo que tengas que realizar sea menor. De hecho, un negocio online puede demandar tanta atención como cualquier otra forma de emprendimiento.

No basta con crear una web para dar a conocer y comercializar tus productos y servicios, después de tenerlo todo listo para recibir a los clientes hay que trabajar de forma intensa el SEO dentro y fuera de la página para conseguir un buen funcionamiento, y combinar estas acciones de marketing con la atención al cliente.

Posicionar una web requiere esfuerzo y tiempo, pero si lo haces bien desde el primer día y no recurres a técnicas dudosas de SEO irás notando los resultados en forma de un número de visitas a la página que crece día tras día.

Emprender online no es un camino fácil. Pero si superas el primer gran error, que es pensar que solo por tener una web ya vas a vender, puedes alcanzar el éxito.