Renting

El renting de vehículos se aúpa como una alternativa cada vez más común para el uso de vehículos entre particulares y autónomos ante la incertidumbre que han provocado la demonización del diésel y las medidas de movilidad promulgadas desde las administraciones locales y regionales.

El parque de vehículos en renting se situó en 629.260 unidades a 31 de diciembre de 2018, lo que representa un crecimiento del 14,05% con respecto a 2017, tal y como ha presentado la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER). Por su parte, el número de clientes ascendió a 141.163 en 2018, un incremento del 38,73% con respecto al año anterior.

Estos buenos números del sector se debieron fundamentalmente a las personas físicas y las pymes en 2018. En concreto, el alza del parque de renting en particulares y autónomos llegó al 77,88%, tras pasar de 31.058 unidades a 55.245 unidades. En cuanto a los clientes, las personas físicas aumentaron un 79,21%, de 29.530 en 2017 a 52.921 al cierre de 2018.

Coche eléctrico

La verdad oculta tras el boom del coche eléctrico en España

La venta del coche eléctrico e híbrido en España cerró 2018 con 13.822 unidades, lo que supone un incremento del 61% con respecto al año...

El presidente de la AER, Agustín García, se ha mostrado muy satisfecho por las cifras globales del sector en 2018. “El renting está viviendo el mejor momento de su historia en España, tanto cuantitativa como cualitativamente”, ha explicado. “Ha dejado de ser el gran desconocido, del que se hablaba como solución exclusiva para el mundo empresarial, y ya es una opción real para todas las personas que quieren optar por una movilidad más racional, sin renunciar a la comodidad”, ha incidido.

DIÉSEL: REY PERO MENOS EN RENTING

Las matriculaciones en España destinadas a servicios de renting supusieron un 17,16% del total en 2018. En concreto, el sector compró 267.732 coches de las 1.559.823 unidades que se adquirieron en el país. El diésel todavía representó el 64,32% de las adquisiciones de las compañías de renting, si bien el peso de los vehículos propulsados por este tipo de motor ha descendido 12 puntos. Para el presidente de AER, “el peso seguirá cayendo porque los particulares van más hacia los híbridos y gasolina”.

Sin embargo, las empresas mantienen su apuesta por los vehículos diésel ya que son más eficientes y tienen más demanda entre sus clientes. Las grandes ciudades se están blindando contra los coches con motor diésel, pero anteriores a 2006. Por tanto, el consumidor prefiere un coche diésel nuevo para ciudad, con pegatina para poder entrar en Madrid Central por ejemplo, que consume menos y resulta más asequible.

A mayor incertidumbre por la movilidad, mejor para el renting”, ha admitido Agustín García. La gente duda qué coche comprar, no sabe hasta dónde llegarán las restricciones municipales y cada vez hay mejores y más completas ofertas de renting para particulares. De ahí que todos los números mostrados por AER se encaminen hacia el mayor uso de esta plataforma en el caso de particulares y autónomos.