pan bimbo endulza vida

Conseguir que la marca se identifique tanto con el producto que, al final, logre suplantarlo. Este es el sueño de toda empresa. Y muy pocas lo han conseguido. Una de ellas es Bimbo. Pan y Bimbo han ido de la mano durante generaciones. La marca comercial acabó sustituyendo al nombre común del producto. Otros ejemplos podrían ser los de Nocilla, Martini, Tippex o Kleenex. También los de Cola-Cao, Coca-Cola, o Casera.

Pero, aunque al hablar de Bimbo todo suene a pan, no sólo de pan vive Bimbo. Cierto que el pan sigue siendo su principal razón de ser. Y los tiene de todos tipos y colores, por decirlo de alguna manera. Está el Bimbo blanco, el 100% natural, la rebanada estilo artesano, el grano completo, el multicereales, el integral… y los hay con corteza, sin corteza, con pipas de girasol y calabaza, con semillas de sésamo y lino, integral…

Y no sólo bajo sus marcas. En 2019, Bimbo compró la factoría y el negocio de pan de molde de Cerealto Siro Foods. Enclavado en la localidad valenciana de Paterna, la fábrica es la que elabora el pan de molde para Mercadona.

La Bella Easo, Bonys, Tigretón, la Pantera Rosa o Qé! son algunas de las marcas de dulces de Bimbo

Pero más allá del pan, Bimbo tiene otra serie de productos que, sin saberlo, se introducen en la cesta de la compra. Volviendo a las compras de Bimbo, fue en 2016 cuando se hizo efectiva la de Panrico. Y ahí entran en juego la bollería y la pastelería.

BIMBO PARA GOLOSOS

Retomando la compra de Panrico por parte de Bimbo (hablamos de 190 millones de euros), conviene indicar que la misma conllevó una venta. Porque, para qué tener dos divisiones de pan. Adam Foods, propietaria de Cuétara, fue quien acabó adjudicándose dicha división. La bollería y la pastelería pasaron a manos de Bimbo.

¿Un Bollycao? De Bimbo. ¿Donettes? Lo mismo. ¿Los Donuts? También. Como las palmeras, croissants, cuñas, queques, o flautas de Eidetesa… rellenas, o cubiertas de cacao. Estos últimos sólo se pueden adquirir en Canarias. La marca Qé!, también incorpora este tipo de materia prima.

Para los más tradicionales, los productos de La Bella Easo llevan el sello de Bimbo (magdalenas, pan de leche y croissants). También los hay 0 azúcar, para quienes quieren mantener la línea, o por cuestiones de salud. Para los más golosos, Weikis: desayunos con pepitas de chocolate (solo, con leche, o con extra de chocolate).

Si lo que gusta es la variedad, la marca Martínez también es de Bimbo: sobaos pasiegos, magdalenas, pastas secas… y todo el amplio surtido que se puede ver en los supermercados. Y que se suele vender al peso.

Santiago Bernabéu cubierta retráctil

FCC arranca la cubierta retráctil del estadio Santiago Bernabéu

Un año se ha cumplido desde que FCC pusiera ‘la primera piedra’ de la reforma del Santiago Bernabéu. Un año en el que la...

Para finalizar de endulzar la vida, dispone de pastelería infantil que, desde hace décadas, ha acompañado a varias generaciones. Si no, que levante la mano quien no haya comido un Tigretón, una Pantera Rosa, o un Bony. Ahora también dispone de los Buenazos y los Buenitos, así como los Pinguinos, y el Círculo Rojo. También los Litte Bittes, mini muffins con pepitas de chocolate. Para los más nostálgicos, en esta terna quizás echen en falta un clásico: el Bucanero.

Para los amantes del salado, Bimbo dispone de la marca Eagle de Frutos Secos (cocktail, a la miel y sal, anacardos, pistachos…). Y si le gusta un toque atrevido, están los Takis. Snacks enrollados con un toque picante.

Comentarios de Facebook