El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha reclamado “valentía” a los reguladores europeos para establecer las mismas reglas de juego a todos los actores que operan en el mercado digital y ha incidido en la necesidad de desregular el sector de las telecomunicaciones, que está registrando sus valores más bajos en un momento en el que se ha demostrado que la conectividad es esencial.

Durante su intervención en el evento ‘FT-ETNO Summit 2020’, Álvarez-Pallete ha remarcado que lo servicios digitales crecieron “exponencialmente” durante la pandemia del Covid-19, como refleja que, por ejemplo, las videollamadas o el tráfico de streaming ‘online’ se multiplicaran por siete en este periodo.

En este sentido, ha remarcado que la cuota que tiene Telefónica en estos servicios es conocida por la compañía, así como por las autoridades nacionales y europeas, pero, en cambio existe “muy poco o ningún control” sobre otros proveedores de los mismos servicios digitales.

“¿Alguien sabe qué cuota de mercado tienen los proveedores de estos servicios? ¿Algún regulador tiene la autoridad o el poder de solicitarles esa información? ¿Bajo qué controles de seguridad? ¿Se almacenan esas conversaciones? ¿Dónde? ¿Bajo qué autoridad gubernamental? ¿Quienes son los nuevos incumbentes?”, se ha preguntado.

“Sean valientes, permitan que compitamos con las mismas reglas. Es el momento de sacudir el tablero de juego. La pandemia ha acelerado los cambios y Europa no tiene ya mucho margen para reaccionar”, ha subrayado Álvarez-Pallete, quien ha incidido en que el Viejo Continente se está quedando sin tiempo para convertirse en un “líder en digitalización”.

DESREGULAR EL SECTOR ‘TELCO’

En este contexto, ha celebrado la iniciativa de la Comisión Europea de regular a los guardianes del mundo digital, ya que es el “camino correcto” para lograr un campo de juego equilibrado en el mundo digital, pero ha incidido en que el “próximo desafío” debe ser la desregulación del sector de las telecomunicaciones.

En este sentido, ha detallado que esto implica avanzar hacia el “fin de la expropiación de las redes de nueva generación imponiendo el acceso de terceros con precios regulados”, una redes que, ha recordado, se han construido “en un entorno competitivo y en ocasiones, con coinversión”.

Asimismo, ha pedido a los reguladores que no se centren en maximizar los ingresos en las subastas de 5G o en mantener al sector de las telecomunicaciones como deflacionario, “porque el dinero gastado en espectro no se invertirá en las redes”.

Por otro lado, también ha incidido en la necesidad de establecer nuevas reglas de competencia que permitan “la creación de operadores fuertes y mercados sanos en Europa”. “Esto es crítico”, ha subrayado el presidente ejecutivo de Telefónica.

“Es irónico que el año en el que se ha hecho más patente que nunca que la conectividad desempeña un papel esencial en la nueva economía, los ingresos de las telecomunicaciones siguen cayendo y su valor está en su punto más bajo”, ha apostillado.

Por último, el presidente de Ejecutivo de Telefónica ha apelado a los valores y fundamentos que siempre han caracterizado a Europa y que se debe aprovechar para construir “una Europa nueva, más resistente y mejor, que hable con una sola voz”. “La digitalización significa crecimiento, empleo de calidad, sostenibilidad e inclusión”, ha defendido.