Móvil

Uno de cada tres padres afirma usar excesivamente la tecnología y reconoce que no es un buen modelo para sus hijos, según concluye el estudio realizado por “Empatallados.com”, GAD3 y “Por un uso Love de la tecnología” de Orange llamado “El impacto de las pantallas en la vida familiar”.

La investigación, para la que han participado 1.400 familias con hijos menores de 18 años en España, recoge siete aspectos clave para moderar el uso de la tecnología. El estudio fue presentado ayer en Madrid en una rueda de prensa conducida por Javi Nieves que contaba con el apoyo de varios expertos en educación y tecnología y padres y madres preocupados por el tema.

FUENTE HABITUAL DE CONFLICTOS

Según 4 de cada 10 padres, las pantallas suponen una fuente habitual de conflicto con los hijos. Estos señalan que los principales riesgos a los que creen que se enfrentan sus hijos son “el ciberacoso y la relación con desconocidos”, a los que siguen muy de cerca el acceso a contenidos inadecuados o una sobreexposición de su intimidad.

En esta línea, los padres están tomando medidas de seguridad en la protección del hogar a través del establecimiento de normas de uso de pantallas, aunque solo cuatro de cada diez padres reconoce ejercer un control parental.

Las familias entrevistadas coinciden en que los 13 años es la edad correcta para entregar el primer teléfono móvil, aunque el 39% reconoce haberlo hecho antes.

El periodista Narciso Michavila, presente en la rueda de prensa, bromeó con que los jóvenes son una generación multipantalla capaces de estar pendientes de tres o cuatro dispositivos a la vez. En esta línea, el estudio apunta que a más edad, más protagonismo tienen las pantallas individuales. 

“MEDIR, AVANZAR Y TRANSFORMAR”

La presentación del informe fue seguida de la opinión de los expertos en tecnología y educación Charo Sádaba, doctora en comunicación, María Zalbidea, analista de tendencias en @c4enow y Gustavo Entrala, especialista en innovación digital. Los tres coincidieron en que “es el momento en que los padres tienen que saber adaptarse, aprender y educar positivamente”.

“Internet no es un parque de atracciones. Nunca fue diseñado para niños. Por eso existen riesgos online. Hay que hacerles hueco. Hay que conocerles y escucharles para saber cómo educarles”, señaló Charo Sádaba. Además, explicó que los padres deben tener una actitud proactiva todos los días, y “no solo cuando el daño se ha producido”. “Aconsejo a todas las familias con hijos menores que trabajen con ellos hasta que puedan tomar sus propias decisiones”, señaló la experta.

Por otro lado, María Zalbidea apuntó que “el debate debe centrarse en educar, no en la tecnología“. La analista recomendó entre risas “hacer un plan estratégico familiar” y conocer a los hijos. “Medir, avanzar y transformar” son las tres palabras clave para el buen uso de la tecnología.

Facebook

Facebook, el nuevo hogar del jubilado sin “likes”

Desde hace años hay cientos de pronósticos sobre la muerte de Facebook. En mi caso seré menos osado. No tengo ni idea sobre si...

“PADRES HELICÓPTERO” 

El 60% de las familias encuestadas reconoce que quiere saber más sobre educación digital y gestión de pantallas. Ya que según apuntó Gustavo Entrala “no es nuestro futuro, es el suyo”. El experto en innovación ejemplificó a través de vídeos cómo los jóvenes de hoy en día lo están transformando todo, desde internet hasta el mundo laboral.

“No hay que actuar de forma proteccionista con los hijos. Hay que impulsarles y fortalecer sus talentos, sean cuales sean. Están transformando el mundo y hay que acompañarles. Nos toca ser padres helicópteros”, bromeó el experto.