Madrid
Fotografía promocional de 'Arde Madrid', nueva apuesta de Movistar +.

Movistar + ha acertado de pleno al apostar por la decisión de Paco León y Anna R. Costa de revisitar el Madrid noctámbulo y clandestino de los sesenta. La plataforma había fallado en su bautismo en la ficción por ‘americanizar’ sus apuestas (‘La zona’) y por su valentía por apostar por creadores en tiempos de frivolidad y actores mediáticos.

Pero ahora ha logrado gran relevancia con ‘Arde Madrid’, serie de ocho capítulos de treinta minutos que están rodados en blanco y negro, o quizás en el amarillo que consume las fotografías ajadas. Este proyecto ahonda en la estancia de Ava Gardner en los tiempos de silencio y plomo del franquismo.

La estrella, fundadora del ‘after español’ según los autores, actúa de contraste con la grisura instalada en una dictadura en la que la religión tenía una excesiva importancia en la vida diaria de los españoles, condenados por castigo a la doble moral.

EL MADRID NOCTÁMBULO DE LOS SESENTA

Madrid, 1961. Ava Gardner se hace de su capa un sayo y apuesta por montar unas fiestas en las que decide el horario de cierre. La protagonista de ‘Mogambo’ estaba buscando de ‘desaparecer’ de los paparazzis de los Estados Unidos.

Para ello cruza el charco y adquiere primero una casa en La Moraleja y más adelante un apartamento en El Viso, donde choca con Perón a causa del enfado del general argentino por el griterío de sus fiestas.

Madrid
Paco León, coautor de ‘Arde Madrid’, la nueva serie de Movistar +.

Esta anécdota fue la que escogieron León y Costa como punto de partida para elaborar su serie y dar luz a un Madrid noctámbulo prácticamente desconocido. Uno de los que lo disfrutó fue Fernando Fernán Gómez, que en su testimonio vital audiovisual, ‘La silla de Fernando’, explicó la realidad sobre la vida nocturna de la capital.

El actor explica que los cafés tenían el inconveniente de cerrar ‘solo’ a las dos de la madrugada. Y Fernando, que coincidió con las noches de ‘Arde Madrid’ con la propia Ava, explicó que alguien tuvo una idea estupenda: “Bueno, pero hay un local que no puede cerrar nunca, que es el bar del aeropuerto, porque como llegan vuelos nocturnos…”.

UN SUBTERFUGIO ACERTADO… POR POCO TIEMPO

Este truco ayudó a alargar la noche: “Y todos los que éramos más noctámbulos, durante una temporada que no debió durar ni un mes, nos trasladamos al bar del aeropuerto. Allí no había ni un alma, pero el bar se llenaba con treinta o cuarenta personas de las cuales seis, siete, ocho o nueve, eran chicas de alterne”.

Fernán Gómez explicaba que “entonces, el vuelo que llegaba a las cinco de la mañana del extranjero, lo que se encontraba era Barajas absolutamente desierto y en el bar unos enloquecidos dando gritos, saltando, cantando flamenco… Y, claro, se cerró el bar del aeropuerto”.

TIEMPO DE SILENCIO

El silencio sobre la España del corral luminoso y de pandereta que se expandía por el turismo y que ya había sido despreciada por Valle-Inclán antes del esplendor cañí parece haberse roto. Vanity Fair también escarba en su último número sobre este desconocido país.

La revista pone el foco sobre la niña prodigio del Régimen, Marisol, gracias a unos textos de un amago de biografía que articulaba Francisco Umbral. Según habría explicado Marisol, cuya hija dice estar muy enfadada por estas revelaciones “descontextualizadas”, le obligaban a acudir “a un chalet del Viso y allí había gente importante, gente del régimen, a verme desnuda, a mí y a otras niñas”.

NETFLIX TAMBIÉN APUNTA HACIA LA NOCHE SESENTERA

Netflix acaba de anunciar que comienza a rodar ‘Hache’, thriller protagonizado por Adriana Ugarte y Javier Rey que versará sobre una prostituta que trabaja para el jefe de una banda mafiosa de la Barcelona de los años sesenta.

Madrid
Javier Rey tras protagonizar ‘Fariña’ abre el cartel de ‘Hache’ en Netflix.

‘Hache’ transcurrirá en parte en el Club Albatros, centro neurálgico de la trama en el que se entremezclarán los niños de la Barcelona burguesa, el lumpen que dibujó Marsé, jóvenes culturalmente anglófilos por la falta de oferta y la banda mafiosa.

¿Volvemos a los sesenta? En algunas materias ya llevamos unos cuantos años asentados en aquella década de personajes con luces tan diversas.

Comentarios