Prisa
Prisa

Prisa cojea sin un solo canal televisivo que llevarse a la boca. El grupo impulsor de Canal +, Canal Satélite Digital, Localia TV, CNN+, Los 40 TV, Documanía o Cuatro echa de menos un proyecto que cubra los huecos que dejaron algunos de los activos que se vendieron tras la crisis desatada en 2008.

Cabe recordar que el multimedia vendió en 2010 Cuatro y el 22% de Digital + a Mediaset por 976 millones de euros, y en 2015 el 56% de la plataforma de pago audiovisual a Telefónica por 750 millones de euros.

EL REGRESO DE PRISA AL MUNDO DE LA TELE DE LA MANO DE OUGHOURLIAN

El nuevo presidente no ejecutivo de Prisa, Josep Oughourlian, que es a su vez el máximo accionista a través del fondo Amber Capital, reconoce que el holding cuenta con “unas marcas prestigiosas, pero con las cuales, aparte de Santillana, hasta ahora se había hecho poco”.

El armenio, considerado como cercano a Pedro Sánchez, tiene claros los planes para Prisa: “Hay que arrancar este modelo de suscripción, hay que impulsar la digitalización de la radio con el desarrollo de los podcast, probablemente hay que añadir una parte audiovisual, porque lo que le falta a este grupo es una parte audiovisual…”.

“Lo bueno es que todas esas inversiones no requieren demasiado dinero, estamos hablando de coger equipos, periodistas, hacer inversiones pequeñas y sensatas que pueden acelerar muchísimo el desarrollo digital de esta compañía“, añade.

CAYÓ MONZÓN A PROPUESTA DE AMBER CAPITAL

Oughourlian en unas recientes declaraciones realizadas a El País asegura que Javier Monzón ha perdido la presidencia no ejecutiva de Prisa por los “problemas de gobernanza de los últimos años” y por la “dinámica de creación de valor para la compañía”.

Pero lo que realmente apuntilló la caída de Monzón fue que cree que alentó la venta de los medios: “Hemos tenido un año muy complicado, con muchas tensiones sobre la estrategia del grupo. La venta de Santillana España no fue una decisión fácil de consensuar. La oferta para la venta de los medios, a nosotros como accionistas nos molestó mucho y nos llevó a pensar que había un conflicto de interés importante”.

Y, harto de que lo cataloguen como inversor de Pedro Sánchez en materia mediática, puntualiza: “Yo no he invertido 300 millones de euros para poder hacer favores al Gobierno de España. Es un sinsentido. Yo he venido aquí para ganar dinero”.

EL ‘DECAPITADOR’ DE CEBRIÁN

Oughourlian, sin demasiados apoyos en el establishment, ha conseguido tumbar a dos hombres fuertes de las éllites como Juan Luis Cebrián y de Javier Monzón (amigo del exdirector de El País e íntimo de Ana Patricia Botín).

El nuevo presidente no ejecutivo de Prisa tiene claro que en España no hay que descuidar las relaciones públicas: “Cuando entré en Prisa quizá uno de los errores que cometimos es que estábamos muy centrados en los negocios y no entramos nada en los temas de política española, que era el gran terreno de Juan Luis (Cebrián)”.

También reconoce que “el Santander ha tenido muchísimo protagonismo en esta compañía, quizá demasiado para un banco. A mí me gusta que los bancos financien a las empresas y menos que se involucren en la gobernanza de las compañías de medios”.

FICHAJES PARA EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DEL GRUPO PRISA

Prisa ha incorporado en su Consejo de Adminstración a Javier Santiso y Rosauro Varo, que según el grupo “encajan con la matriz de competencias elaborada por la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo, aportando las aptitudes profesionales y personales requeridas por el Consejo de Administración, en particular, transformación digital, emprendimiento, renovación generacional y participación activa en el ámbito de la cultura”.