Hyundai quiere ir un paso más allá en su estrategia de movilidad sostenible. La firma aspira a que más del 60% de sus vehículos vendidos en 2021 sean modelos electrificados. Un reto que supone poner en el mercado cerca de 40.000 unidades en un solo año. Ese es uno de los grandes retos a futuro, al menos a corto plazo, que ha lanzado el director general de Hyundai en España, Leopoldo Satrústegui, en una entrevista para Merca2. Aunque, no es el único, ya que los planes de la marca surcoreana son mucho más ambiciosos y espera convertirse en el tercer fabricante mundial de coches eléctricos a nivel mundial.

El conglomerado surcoreano puede presumir de ser una de las que más decididamente ha apostado por los coches híbridos y eléctricos. Un envite que le ha permitido sortear mejor que otras marcas la crisis. De hecho, según reconoce el propio Satrústegui, el mes de junio fue muy positivo para Hyundai y se alzó como la séptima marca en el ranking de matriculaciones del mercado. Unos datos positivos que vienen respaldados por dos pilares fundamentales: una oferta de productos renovada y unas condiciones financieras muy flexibles para los clientes.

“La crisis nos ha cogido en un momento muy bueno de producto”, señala el director general de Hyundai en España. La firma surcoreana trazó a finales del año pasado un nuevo plan que coronó con el lanzamiento del modelo Kona. Un estreno que le ha permitido, por un lado, obtener “un volumen de ventas adicional” y, por otro, una inercia buena para afrontar el colapso en el sector durante la peor parte de la pandemia. De hecho, Satrústegui remarca que la empresa ya tuvo un cierre de año “muy bueno. A lo anterior, se le añade las medidas de flexibilidad financiera para los clientes como una moratoria de 12 meses cuando pierden el empleo o la posibilidad de devolver el vehículo durante el primer año.

EL 90% DE LOS VEHÍCULOS DE HYUNDAI SON ELECTRIFICADOS

El ambicioso plan de la marca de vender cerca de 40.000 vehículos electrificados en 2021 se sustenta sobre distintos pilares. Quizá, el más importante, sea su potente catálogo de modelos de este tipo. Así, Satrústegui explica que “la estrategia del grupo para finales de año es que casi el 90% de la gama de coches que ofrece en el mercado fueran electrificados”. Una catalogación que incluye desde los híbridos ligeros a los propios eléctricos. Aunque, el reto final será crecer en el volumen de ventas de éstos últimos, dado que son los que más han frenado sus ventas.

“Quizás, nos vaya a costar más la venta de eléctricos (…) Durante los últimos dos meses no se han movido”, señala el director de la marca. Aun así, el madrileño se mantiene confiado de que Hyundai logrará dará un paso más allá en la venta de este tipo de vehículos. La marca ya se había propuesto para 2020 que un 40% de los modelos vendidos sean electrificados, un hito que está cerca de lograr, según los datos actuales. “Creo que estaremos en ese 40%”, señala Satrústegui.

Un año antes, el reto era alcanzar un porcentaje de ventas cercano al 20% y también se logró. En definitiva, si los planes de Hyundai se cumplen, como hasta ahora, cuando finalice 2021 habrá logrado multiplicar por tres, desde los 13.000 vehículos hasta los 40.000, sus ventas de modelos electrificados. Además, lo habrá conseguido mejorando su cuota de mercado. Un desempeño formidable, pero que estará supeditado en última instancia a la eficacia de los nuevos planes del Gobierno en materia de automoción.

EL ÚNICO ‘PERO’ AL GOBIERNO ES QUE “SE HA APROBADO TARDE”

El pasado lunes 6 de julio el Gobierno cerró los últimos flecos para aprobar las ayudas, a través de dos planes, al mercado de la automoción. Uno de ellos, el llamado Plan Renove 2020, está destinado a la renovación del parque automovilístico español con ayudas que van desde los 300 hasta los 4.000 euros, según el tipo de vehículo y del beneficiario. El programa intentará dar solución a unos de los grandes problemas del parque automovilístico español como es su antigüedad, lo que a su vez repercute en una contaminación mayor. “Es muy necesario renovar el parque de vehículos”, apuntó Satrústegui.

Además, el Ejecutivo de Pedro Sánchez también ha puesto en marcha el Plan Moves II, que supone una ayuda para la compra de coches eléctricos. Para Satrústegui las nuevas medidas “en general, están bien planteadas” y el sector las valora “positivamente”. Aunque también alerta de que “quizás haya algo de confusión entre ambos planes, dado que no están bien delimitados”. Y, por último, también señala que el único gran ‘pero’ es que “se han aprobado tarde”, lo que ha supuesto una parálisis, por su efecto llamada, del mercado hasta que estén disponibles.

En definitiva, el mercado ha premiado durante la crisis el plan de innovación de Hyundai. Aun así, todavía quedas muchos retos por delante, como la ejecución de nueva hoja de ruta de cara a 2025. Para entonces, la marca espera tener en el mercado una gama de eléctricos amplia creados a gran escala, a precio reducido, gracias a su la que debe ser su nueva piedra angular, la plataforma E-GMP. Además, para 2030 ser capaz de fabricar 500.000 vehículos propulsados por hidrógeno junto a una importante flota de camiones. Así, la marca surcoreana se ha convertido en un buen ejemplo de que el sector debe despertar de su letargo.

Comentarios de Facebook