Orange

Los operadores empiezan a moverse tras la resaca del Mobile World Congress de Barcelona. Tarifas, ofertas, mejoras en los servicios… y, concretamente, este último asunto es donde ha metido mano Orange. Se la juega con la fibra en el hogar y el wifi.

En concreto, el operador naranja apuesta por ofrecer a sus clientes fibra de 1 Gb/s simétrico y, como añadido, subirá a todos sus clientes la velocidad. Todo eso, sin aumentar el precio y sin que los usuarios lo soliciten. Es decir, quien tenga 50 Mb/s subirá a 100 Mb/s; los que tenían esto contratado lo harán a 500 Mb/s; y así.

El objetivo es claro: Orange quiere retener a los clientes con las facturas más altas y evitar que se vayan a otras compañías que en los últimos días están forzando la máquina comercial, como es el caso de MásMóvil y su tarifa infinita de datos.

Movistar

MásMóvil plantea un pulso a Movistar y los grandes con balas de fogueo

Cuando el Mobile World Congress de Barcelona ya ha reposado lo suficiente, los operadores de telefonía vuelven a la carga. El primero en abrir...

Este movimiento se produce, básicamente, porque el mercado ahora mismo está tocando techo y lo más importante es evitar que los clientes se marchen. De ahí que Orange, y sin mover los precios, ofrezca mejores servicios a sus clientes; como en este caso un aumento de la velocidad, tanto de bajada como se subida, para que se pueda disfrutar más de las plataformas de video o los videojuegos.

Orange y su wifi inteligente

Aunque el anuncio más importante que ha hecho Orange es la llegada de su wifi inteligente. Se trata de una tecnología inédita para un operador en España que garantiza la máxima velocidad y cobertura para todos los dispositivos wifi dentro del hogar. Gracias al “Wifi Inteligente de Orange” los usuarios podrán navegar, jugar o disfrutar de los contenidos audiovisuales, siempre con la máxima velocidad y calidad disponibles en su red.

Para conseguir la máxima velocidad, el wifi inteligente de Orange se adapta automáticamente a cada dispositivo del hogar (móvil, tablet, consola, TV, etc.), conectando cada uno de ellos y en cada momento a la banda de frecuencia (2,4Ghz y 5 Ghz) con mayor capacidad y menos saturada entre las que soporte el dispositivo.

Esta funcionalidad, llamada “band steering”, es la primera vez que es implementada en los routers wifi de un operador, y se añade a la selección automática del canal con menos interferencias, disponible en los Livebox de Orange.

Bajo este contexto, Orange mete presión en el segmento premium. Una vez que los contenidos de Tv, sobre todo el fútbol, siguen en el aire, es importante generar en los clientes la sensación de que la factura que pagan –muy alta- tiene justificación. De ahí que una mejora en el wifi (acceso) y la velocidad sea un buen comienzo.