Los Javis

‘Operación Triunfo’ se convirtió la pasada temporada en la gran revelación de la temporada televisiva. Su gran seguimiento en las plataformas y redes sociales y sus buenas audiencias propulsaron a Televisión Española, encantada con este éxito.

La Corporación Pública, en plena renovación de su cúpula directiva, decidió renovar de forma precipitada este formato, convertido en su gallina de los huevos de oro, y no dio descanso al concurso musical para evitar que la nueva directiva pudiera dificultar su renovación o para adelantarse a 2019, año en el que TVE podía quedarse sin el formato.

Es por ello que ‘Operación Triunfo’ despidió su última entrega el 5 de febrero de 2018 y estrenó apenas siete meses después, el 19 de septiembre, una nueva edición a la que le están lloviendo las polémicas.

‘OPERACIÓN TRIUNFO’: VOCES A FAVOR

La edición 2017 de ‘Operación Triunfo’ fue especialmente bien acogida en la prensa especializada en el seguimiento de los programas televisivos. Es evidente que el fenómeno ‘eurofan’, eternamente mimado entre los responsables de los portales catódicos, ayudó a esta alegría periodística.

'Operación Triunfo'
Amaia Romero y Alfred García representaron a TVE en Eurovisión.

La presencia de “los Javis”, estrellas de los medios LGTBI, y el hecho de que las concursantes tuviese una novio transexual fueron advertidos en la prensa como un cambio de paso de TVE, que mientras recibía miles de críticas por su manipulación informativa era mimada incluso por los líderes de ‘la nueva política’.

La espontaneidad de su ganadora, Amaia Romero, y la decisión de lanzar un canal 24 horas en Youtube también contribuyeron a la viralización de sus vídeos de un concurso musical que no ha dejado de recibir premios en los últimos meses.

‘OPERACIÓN TRIUNFO’: VOCES EN CONTRA

En el exitoso libro ‘La trampa de la diversidad’ se analiza el fenómeno ‘OT 2017’ y se le pone de ejemplo de aceptar una diversidad estética desde un formato que tiene un evidente poso ultracomercial.

Muchas voces en la industria musical han denunciado que el concurso es un simple karaoke millonario que exhibe a jóvenes aspirantes a convertirse en cantantes mientras Televisión Española apenas da oportunidades a las bandas emergentes.

El actor Eduardo Casanova, enfadado por el despido de su amiga Itziar Castro, afirmó que OT le parecía “un lobo con piel de cordero. Un naif pretendido, un discurso populista y blanco. Un programa que no me interesa nada”.

NOEMÍ GALERA LES PONE LAS PILAS

Los concursantes de la actual edición de ‘OT’ están dando ‘menos juego’ que los anteriores. Algunos de los cantantes rechazaron hace algunos días un plan, quizás patrocinado, y prefirieron zambullirse en sus habitaciones y montar una fiesta a espaldas de las cámaras.

El castigo de ‘OT’ fue añadirles treinta minutos a su obligación de permanecer en la academia, plagada de cámaras, y ellos hicieron una particular huelga: tumbarse en el pasillo de la entrada de la habitación y hacerse los dormidos.

TINET RUBIRA SE ENFADA CON LAS CRÍTICAS

El productor de ‘Operación Triunfo’, Tinet Rubira, ha criticado a muchos fans que meten el dedo en la llaga y les ha dicho que están “obcecados en decir que es peor o que interesa menos. Pero si nos remitimos a los datos son mejores”.

Rubira explica que el canal del concurso en Youtube “ha llegado a las mil millones de reproducciones. El interés por parte del público sigue siendo muy alto. Nosotros lo vemos en las galas”.

Y remata: “No se pueden comparar las audiencias de las galas porque vamos en días distintos, pero aún así la audiencia está muy bien. El disco de esta gente que en teoría no interesa ahora es disco de oro, desbancando a Rosalía”.

OTRAS POLÉMICAS

Una palabra de una canción de Mecano, “mariconez”, o los ataques a Falange también han levantado cierta polvareda. Aunque el despido de Itziar Castro fue quizás lo que más ha agriado el ambiente. Tinet Rubira admite que “un despido es un fracaso mío, porque quien la contrató fui yo. Yo puse toda mi confianza en que Itziar iba a cuajar con los chicos. No ha sido así”.

'Operación Triunfo'
‘Operación Triunfo’ ha perdido audiencia esta temporada televisiva.

Noemí Galera, que en varios medios fue acusada de ser la responsable del despido, afirmó que “esto es como un equipo de fútbol, cuando no llegan los resultados, se prescinde del entrenador como revulsivo para el grupo. Y esto no exime a los jugadores de su parte de responsabilidad”.

Y los resultados de audiencia no son para tirar cohetes: ‘Operación Triunfo’ ha promediado en sus últimas cuatro galas un 15,1% de share, casi cuatro puntos menos que la media de la edición anterior. ¿Serán todas estas polémicas la gasolina que echan sus responsables para levantar una edición que hace aguas?

Comentarios